La ANMAT prohibió la comercialización de especialidades medicinales fuera del ámbito de la provincia de Santa Fe, a la droguería Fisherton.

Esta decisión de la autoridad regulatoria estará vigente hasta el momento en que la compañía obtenga la habilitación correspondiente para efectuar tránsito interjurisdiccional según lo detrmina la Disposición ANMAT N° 5054/09.

Fue así que el organismo liderado por Carlos Chiale instruyó sumario sanitario a dicha droguería y a su director técnico, por presuntas infracciones al artículo 2° de la ley 16.463, al artículo 3° del decreto 1299/97 y los artículos 1°, 2° y 6° de la disposición (ANMAT) N° 5054/09.

Esta decisión surgió luego de que los sabuesos de la ANMAT inspeccionarn la sede de la droguería Genéricos San Nicolás, situada en San Nicolás, provincia de Buenos Aires.

En el INAME constataron que esta última Droguería le había adquirido productos a Fisherton.

Fisherton había iniciado los trámites a los fines de obtener la habilitación. Por eso, en enero de este año, la ANMAT se presentó a la compañía para realizar una verificación de cumplimiento de las Buenas Prácticas de Almacenamiento, Distribución y Transporte.

Sin embargo, los inspectores se encontraron con diversos desajustes.

Asimismo, durante el procedimiento los inspectores detectaron la comercialización de medicamentos fuera de la jurisdicción en la cual está habilitada la firma.

Encontraron facturas de venta a la droguería Somale www.drogueriasomale.com de la localidad de Villa María, provincia de Córdoba. También de ventas al Instituto Médico Quirúrgico de la localidad de Gualeguay, provincia de Entre Ríos.

A la vez que había realizado transacciones con la firma Kolff de la localidad de Pergamino, provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, Fisherton no fue la única Droguería vetada.

La droguería Larrazabal ubicada en la Capital Federal también fue inhibida para realizar tránsito interprovincial.

Aunque en este caso encontraron incumplimientos de relevancia: deficientes condiciones de higiene con medicamentos y otros productos expuestos en ese ambiente precario.

Es así que en este caso, la suspensión para realizar tránsito interjurisdiccional fue por haberse detectado faltas de cumplimiento de las Buenas Prácticas de Almacenamiento, Distribución y Transporte.

Al igual que a Fisherton se le instruyó sumario sanitario y también se sumarió a su director técnico.

La misma suerte corrió Droguería Prebifarm de Paseo Liniers, a quien se le suspendió la autorización para efectuar tránsito interjurisdiccional de especialidades medicinales fuera del ámbito de la Provincia de Mendoza.

En esta Droguería los inspectores encontraron diversos incumplimientos de Buenas Prácticas. Por caso, no se llevaban registros manuales ni informáticos de los lotes de los medicamentos recibidos.

La empresa tampoco contaba con procedimientos operativos referentes a retiros del mercado, calificación de proveedores, plan de calibración de instrumentos de medición, entre otras faltas.

Las Droguería sancionadas se denominan en el mercado como de clase “B” y no son socias de ADEM, www.adem.org.ar la Cámara que nuclea a las Droguería de prestigio y de gran Trayectoria en el mercado.

Ninguna de las tres: ni Fisherton de Rosario, ni la porteña Larrazabal, ni la cordobesa Prebifarm cuentan con una página web al cierre de este artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre