Las farmacias disminuyeron sus stocks o dejaron de atender planes al 100% para paliar los efectos coyunturales del 2015. Esto favoreció la concetración en farmacias más grandes.

El experto en retail Eduardo Tchouhadjian publica en esta columna de Pharmabiz, su visión sobre el año que cerró para el canal farmacia. Pormenores y futuro.

Explica que al igual que para los laboratorios fabricantes y las droguerías distribuidoras, el atraso en el ajuste de precios se convirtió en un tema crucial para las farmacias durante el 2015.

Y al abordar este tema recuerda que la rentabilidad de la farmacia en la Argentina, depende de un porcentaje sobre el precio final del producto.

La dinámica 2015 hizo que muchas farmacias se descapitalizaran. Además, muchas farmacias optaron dejar de atender los planes con coberturas al 100% ya que le requería un esfuerzo financiero que no podían solventar.

El experto detalla que por un lado, el incremento en las paritarias de los empleados de farmacias superaron ampliamente el crecimiento  en la facturación por el efecto precio. También fue importante el impacto de los otros costos de explotación, tales como alquileres, servicios y honorarios, que se dispararon al ritmo de la inflación general.

Aunque para señalar un aspecto positivo, es dable decir que un factor favorable a destacar fue la recuperación del volumen de ventas respecto del año anterior que, de alguna manera, sirvió para suavizar el deterioro en la ecuación de precios-costos.

Las consecuencias de esta realidad llevaron a que muchas farmacias se descapitalizaran aún mas, ya que la variable de ajuste para compensar esos desfasajes fue la disminución del stock. También muchas farmacias optaron dejar de atender los planes con coberturas al 100% ya que les requería un esfuerzo financiero que no podían solventar.

La única cuota positiva fue la recuperación del volumen de ventas respecto del año anterior que, de alguna manera, sirvió para suavizar el deterioro en la ecuación de precios-costos.

Es importante destacar también las demoras en las cobranzas de los planes ambulatorios habituales desde las arcas de la seguridad social. De modo que, toda esta situación generó que la demanda se derive aún más a los grupos de farmacias con mas espalda financiera y se acentúe la concentración.

Sobre el final del año, la recuperación de precios presenta un panorama más alentador para el sector en el 2016, pero con la contrapartida de que  los puntos de venta deberán sobrellevar el deterioro económico financiero que le genera el recupero de los créditos por ventas a la Seguridad Social.

Estas cobranzas serán recibidas con valores de los precios de los productos del momento de la venta (45-70 días) y deberán reponerse a los valores actuales con precios incrementados.

En resumen, el próximo año se presenta un tanto más favorable que los anteriores ya que se supone que la inflación tenderá a la baja y los precios se adecuarán razonablemente. Queda como incertidumbre que ocurrirá con el volumen de ventas, cómo continuará la relación con el  PAMI, y si se modificarán algunas de las pautas de la Ley de farmacias.

Columna de Eduardo Tchouhadjian

columnista2016

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre