En medio de la crisis del coronavirus, la división de Salud de la mexicana FEMSA trepó un 19.9% en ventas durante este primer trimestre del año. Sin embargo, el impacto cambiario implicó una caída del -0.9% en términos orgánicos, en el negocio que sumó 35 nuevas tiendas en esta primera etapa del 2020.

La mexicana Femsa, dueña por caso de la cadena chilena de farmacias Cruz Verde, publicó sus resultados financieros para el primer trimestre del año, signado por el coronavirus en todo el mundo. Ver Comunicado.

En su división de Salud, los ingresos totales aumentaron un 19.9% en comparación con el mismo período del año anterior. Esto, de acuerdo a la multi, reflejó una tendencia positiva en su operación que se vio arrastrada por el efecto cambiario negativo producto de la apreciación del peso mexicano en relación con el peso chileno y el peso colombiano. Así en términos orgánicos las ventas cayeron un -0.9%.

La firma detalló además que en estos tres meses sumó 35 tiendas en de este negocio. Así al 31 de marzo de 2020 pasó a contar con 3.196 puntos de venta en todos sus territorios, frente a los 2.384 locales que tenía un año atrás. Esta cifra refleja 812 nuevas tiendas que fueron inauguradas en los últimos doce meses, lo que incluye la integración de Corporación GPF en el segundo trimestre del 2019.

Además, en esta primera etapa del 2020, que a nivel mundial está marcada por la pandemia del Coronavirus, FEMSA -que se ha constituido en el principal minorista de farmacias de América Latina– pasó a controlar el total de las operaciones del retailer chileno Cruz Verde, cuando adquirió el 40% restante del Grupo Socofar. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre