Varias empresas están peleando para hacerse de los negocios de suministro de plasma sanguíneo del grupo chino Creat Group en Alemania y el Reino Unido. Un grupo de firmas de capital privado compite contra el laboratorio alemán Fresenius.

Los países asiáticos siempre fueron importantes proveedores de materias primas para el sector de farma y en plena pandemia del COVID-19 se convirtieron también en grandes referentes en materia de vacunas. Pero ahora surgen además como competidores en el segmento de plasma sanguíneo.

Dicho negocio presenta una pelea por delante, en la que los principales interesados son las firmas de capital privado Advent International y Bain Capital, quienes se unieron para realizar una oferta por el portafolio de la china Creat Group.

En el otro extremo, la empresa de capital de riesgo Permira, el laboratorio alemán Fresenius y el grupo de plasma italiano Kedrion SpA serían los otros posibles compradores de Biotest y de Bio Products Laboratory (BPL), los negocios de plasma sanguíneo de Creat Group en Alemania y el Reino Unido respectivamente. 

De acuerdo a Bloomberg, Creat Group podría buscar una valoración de hasta u$s 3 mil millones. Además la agencia consignó que la oferta conjunta de Advent y Bain, y las de Fresenius y Permira ya pasaron a la última ronda de licitación. Creat está abierta a vender participaciones separadas, pero también estaría dispuesta a vender las empresas enteras. Ver artículo de Bloomberg.

La desinversión por parte del grupo chino implica desprenderse de una serie de activos que comenzó a adquirir en el 2016. Esto como resultado de la reacción del Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos. Allí, Creat ya fue obligado a vender sus operaciones de Biotest. Además el grupo chino le soltó la mano a cerca de la mitad de sus centros de plasma en los Estados Unidos de BPL. Esto impactó de lleno en la escala de su negocio de plasma y debilitó la razón estratégica de la adquisición. 

Actualmente Creat conserva alrededor del 90% de las acciones ordinarias de Biotest, que tiene sede en Dreieich, Alemania. Con más de 1.900 empleados, Biotest provee plasma y desarrolla anticuerpos monoclonales para tratar formas de cáncer de la sangre y lupus.

En la Argentina, Fresenius Kabi -la filial de terapias de infusión, tecnologías de transfusión y alimentación intravenosa del grupo alemán- tiene como gerente general a Gabriel Froidevaux. En tanto, En tanto, el fondo Advent es un activo jugador en el sector de healthcare. En el 2011 adquirió al entonces nacional LKM, una década después de entrar como accionista del generista Fada Pharma, laboratorio que más tarde se integró a la chilena Recalcine. Posteriormente, en el 2012, se hizo del grupo Biotoscana que recientemente quedó en manos de la canadiense Knight Therapeutics. Ver «Fondo Advent entra en Biotoscana».

En el segmento del plasma hay otros grandes jugadores a nivel global. La irlandesa Shire, que fue adquirida por la japonesa Takeda, se hizo en el 2018 de la firma suiza Sanaplasma, enfocada en la recolección de plasma, un componente clave para el desarrollo de sus inmunoglobulinas. Otras compañías de peso en el mercado global de plasma y hemoderivados son las norteamericana Baxter CSL Behring; la española Grifols; y la suiza Octapharma. Ver «Shire adquiere Sanaplasma».

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre