La cadena de farmacias peruana, Inkafarma, tiene previsto próximamente poner en marcha su plan de aperturas 2017. El objetivo de este año es cortar las cintas de un centenar de farmacias.

La cadena de farmacias peruana, Inkafarma, sigue expandiéndose en su país de origen. Durante el 2017 tiene previsto cortar las cintas de un centenar de tiendas.

El gerente de finanzas del grupo propietario InRetail, Gonzalo Rosell, explicó -durante la conferencia en la que presentó los resultados del primer trimestre del año- que el plan de aperturas gestionado en el 2016 generó una “canibalización” y una caída en ganancias que alcanzó un -5.9%, afectada por «los gastos que generan los puntos de venta en etapa temprana de operación«.

Asimismo, Rosell remarcó el aumento de los costos logísticos, a raíz del bloqueo de vías en el norte y la lenta recuperación del consumo. El ejecutivo también detalló que en los primeros tres meses del 2017 Inkafarma reportó una caída en ventas del -3.3%, respecto al mismo período del 2016, según lo publicado por el diario peruano GestiónVer artículo.

El competidor más fuertes de Inkafarma es Mifarma, que adquirió en el 2016 a Boticas Arcángel. La operación dejó al grupo Quicorp como el primer gran operador en el mercado farmacéutico peruano. Ver artículo.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre