La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina organizó una nueva edición del AmCham Health Forum. Allí especialistas del sector hablaron de los desafíos de la industria y plantearon cómo construir la salud del futuro.

El Hotel Sheraton de Buenos Aires albergó a 25 expositores que analizaron la industria de farma en un evento organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham).

En el encuentro se abordaron temáticas como las políticas públicas en salud; la cobertura universal; los modelos de atención actuales y futuros; la legislación para la salud integral; entre otros temas.

La apertura del evento estuvo a cargo de Alejandro Díaz, CEO de AmCham Argentina. Luego fue el turno de Héctor Daer, secretario general de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), quien en su disertación habló sobre la cobertura universal.

Sobre el acceso a la innovación el líder sindical manifestó: “El desarrollo de la tecnología médica es exponencial en términos científicos y económicos». Sin embargo, Daer aclaró que para aspirar a tener una salud universal y equitativa es necesario analizar cómo se financiará.

Más tarde, el ex rector de ISalud y presidente de la Federación Latinoamericana de Hospitales, Rubén Torres, volvió a poner el foco en el alto costo y puso en el tapete que para las obras sociales provinciales los medicamentos representan el 36% del gasto, y de esa parte, el 40% son para medicamentos de alto costo.

Por su parte, David Arauchan, gerente general de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), sostuvo que la entidad tiene entre manos echar a rodar una canasta básica de servicios que incluyan las líneas de cuidado que por cargas de enfermedad la población requiere. Así, esta canasta de medicamentos funcionaría como una especie de PMO modernizado.

Sobre este punto, Arauchan informó que tienen pensado que sea una herramienta con fuerza de ley, y que ya se comenzó a trabajar en el derrotero legislativo, así como junto a una mesa de consenso político. El objetivo es darle «previsibilidad al sistema» y salir de una lógica de un programa médico obligatorio y de leyes especiales, que metían por la ventana un montón de prestaciones que luego no se sabía cómo se financiaban.

Durante el panel “Políticas públicas en salud”, que tuvo como protagonista a Nicolás Kreplak, ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, el funcionario destacó que en la Provincia se están construyendo programas basados en la atención en las zonas en las que vive cada ciudadano.

Además, el funcionario afirmó: «Estamos trabajando en una reforma del sistema que apunta a tres pilares: capacidad de toma de decisiones por parte del Gobierno, agenda de digitalización con unificación de los sistemas de información integrados y seguros, y un modo de atención basado en los cuidados, en la prevención y en las comunidades”.

A su turno, Juan Manuel Santa María, gerente general de South Latam de IQVIA, brindó algunos de los insigths de la consultora especializada, tanto para la Argentina como para la región y el resto del mundo. En primer lugar, el orador habló de una demanda creciente de salud a nivel global y del alto grado de regulación que posee el sector.

En tanto, Santa María también hizo referencia al impacto sobre la salud de esta industria y el trabajo de investigación y desarrollo en distintas especialidades, como las vacunas, la diabetes, y otras enfermedades. En esa línea, el representante de IQVIA habló del rol de esta evolución en la economía, tanto en la recuperación de la actividad como en el empleo que genera este rubro.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre