Según informó el laboratorio Richmond a Pharmabiz, el Juzgado Nacional Federal N°11 falló a favor del laboratorio de capitales nacionales, en la contienda que mantuvo con el francés Aventis Pharma por la comercialización del producto Doxetal a base de docetaxel.

El fallo determinó que Aventis Pharma abusó del derecho al obtener medidas cautelares ampliando los efectos de la protección de la patente, que tuvo consecuencias negativas para empresas elaboradoras de medicamentos, entre ellas Richmond.

Se trata de la inhabilitación de importar o disponer de la materia prima durante el lapso de un año; el incumplimiento de los compromisos comerciales; y la imposibilidad de participar de procesos licitatorios.

Además, provocó un estado de desprotección de los pacientes oncológicos que recibían la medicación.

A su vez, la patente que  Aventis Pharma utilizó para llevar adelante las acciones, no protegía al producto docetaxel sino a un proceso para obtener un determinado hidrato en el que se encontraría la sustancia activa.

Según Richmond, esta medida judicial esta en sintonía con una investigación de la Comisión Europea para la Competencia, realizada en el 2008, que mostró el impacto que generan las patentes que se solicitan con el único objetivo de impedir el ingreso de genéricos al mercado.

Además de Richmond, hay varias compañías que comercializan productos en base a docetaxel. Se trata de Asodocel de Asofarma, Docetaxel Delta Farma, de Delta Farma.

También Docetaxel Glenmark del indio Glenmark; Docetaxel Microsules de Microsules  Argentina y Docetaxel Rontag ahora bajo el paraguas de AstraZeneca.

Compiten asimismo Docetaxel Sandoz del generista Sandoz, Dolectran NF de LKM, Donataxel de Bioprofarma, Taxotere 20-80 de Sanofi Aventis, Texot de Filaxis y Trazoteva de Teva Tuteur.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre