Los domisanitarios ganaron terreno durante la pandemia del COVID-19. Y ahora, en esta etapa de nueva normalidad la norteamericana SC Johnson, le dio entidad a una nueva generación, la de los lysoformeros.

En el segmento de los aerosoles desinfectantes, una de las marcas que cobró relevancia desde la aparición del coronavirus fue Lysoform. Con la intención de desinfectar las superficies y los ambientes, la etiqueta registró un sostenido crecimiento en su demanda.

Y en este 2022 en el que las actividades retomaron el cara a cara, la norteamericana SC Johnson, encabezada en la Argentina por Sebastián Wodka, rápida de reflejos, le dio entidad al nuevo rol de los «lysoformeros«. Se trata de vendedores ambulantes, que en lugar de vender gaseosas, u otros productos típicos que se ofrecen en estadios u eventos públicos, lo que venden es Lysoform.

La marca compite en la categoría con Lysol, lanzada el año pasado por ReckittProcenex, también de la británica; Ayudín, del grupo Clorox; y en menor escala Odex, del nacional Queruclor. Ver artículo Reckitt trae Lysol a la Argentina.

Reckitt trae Lysol a la Argentina

Lysoform con envase anticrisis

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre