La falta de microchips a nivel mundial está haciéndose sentir en muchos sectores, y el de la tecnología médica no es la excepción. AdvaMed, la asociación de empresas de dispositivos médicos en los Estados Unidos salió a explicar la situación y pidió que el gobierno le dé prioridad a los usos médicos.

La industria de la tecnología médica está haciendo sonar una alarma que llama la atención sobre la interrupción «insostenible» en el suministro de semiconductores, advirtiendo sobre problemas para la disponibilidad de dispositivos médicos que llevan chips.

Se explicó que hay una escasez mundial de chips debido a un aumento en la demanda a la vez que se presentan retrasos en la producción después de que muchas fábricas cerraran por largos períodos durante la pandemia. El problema está afectando a las automotrices y a las firmas de tecnología. De hecho, la gigante Apple señaló que las ventas de su último iPhone podrían verse afectadas

Debido a la cantidad de dispositivos médicos que llevan semiconductores, el sector de la tecnología médica también se está viendo fuertemente impactado. Por eso, las principales empresas salieron a advertir al gobierno de los Estados Unidos sobre la gravedad de la situación. La asociación AdvaMed y un grupo de compañías entre las que resalta Becton Dickinson, Medtronic y Philips respondieron a una solicitud del Departamento de Comercio y detallaron los riesgos en la cadena de suministro. Advirtieron sobre tiempos de entrega prolongados, costos crecientes y la amenaza de falsificaciones. Ver Press Release.

AdvaMed encargó un informe y encontró que todos los encuestados habían experimentado retrasos y limitaciones en su capacidad para aumentar la producción. La asociación ahora pide «explorar formas en que los chips para usos médicos se prioricen sobre los usos no esenciales«. Ver Press Release.

Puntualmente la neerlandesa Philips dijo que los plazos de entrega de varios productos con semiconductores pasaron de 56 a 84 días a más de 365 días. La empresa detalló que pasó de tener un inventario de semiconductores de 30 a 60 días a no tener inventario. Ver presentación de Philips.

Por su parte, la norteamericana BD adviertió que la situación está aumentando sus costos y señaló que «puede documentar escenarios en los que el margen es de 36 a 100 veces lo que pagamos por los mismos productos el año anterior.» Ver presentación de BD.

Por último, la japonesa Fujifilm SonoSite ha sufrido «cancelaciones, reducciones de cantidad, y extensiones de tiempo de entrega sin previo aviso». Dijo que «la producción de máquinas de ultrasonido está detrás de la demanda de los clientes” y que la demora está creciendo. Ver presentación de Fujifilm SonoSite.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre