La norteamericana MSD adaptó su política de jubilación para que su CEO, Kenneth Frazier, permanezca como número uno y no deba retirarse en 2019, cuando cumpla 65 años.

La norteamericana MSD quiere que su CEO global, Kenneth Frazier, permanezca como número uno de la multi.

Por ello, la firma anunció hoy, miércoles 26 de septiembre, que el board adaptó la política de jubilación que establecía que el número uno de la compañía debía retirarse obligatoriamente a los 65 años. Ver press release.

Así Frazier se quedará en el sillón principal de la firma más allá de diciembre de 2019, cuando cumpla 65 y llegue a la edad jubilatoria.

El ejecutivo actúa como CEO de la multi desde el 2011. De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, desde entonces el precio de las acciones de MSD casi se ha duplicado. A su vez, bajo su mandato, la compañía despuntó en ventas con su inmunoterapia Keytruda, uno de los productos estrella del segmento de Onco. Ver artículo.

En la Argentina, mientras tanto, la firma está capitaneada por Carlos Annes, quien se desempeña como director general para Argentina, Uruguay y Paraguay.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre