Andrés Graziosi, quien se sentó por tres años al frente de la gerencia general de Novartis Argentina ya se está probando ropa más abrigada.

¿Las razones? La corporación suiza le asignó como nueva responsabilidad llevar las riendas de Novartis Rusia.

Por eso, a estas horas la conducción de la filial local está acéfala, según pudo saber Pharmabiz.

Con la salida de Graziosi también se produjo un enroque en CAEME, la Cámara que nuclea a los laboratorios internacionales.

El que asumirá como presidente será el titular de AstraZeneca, Eduardo Neira, quien hasta el momento ocupaba el sillón de la vicepresidencia en la entidad argentina.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre