Algunos deals no llegan a buen puerto. Tal es el caso del merger que habían acordado la norteamericana P&G y la empresa de e-commerce Billie, enfocada en productos de depilación femenina y cuidado personal. Un año después de ponerle la firma a la adquisición, todo debió cancelarse por razones de competencia.

Las norteamericanas P&G y Billie rescindieron su anunciado acuerdo de fusión. Fue luego de que la Comisión Federal de Comercio (FTC) presentara en diciembre una queja con el objetivo de detener el trato.

El director de la Oficina de Competencia de la FTC, Ian Conner, dijo que la decisión que tomaron ambas compañías «es una buena noticia para los consumidores«. Y detalló que «Billie es una empresa de consumo directo cuya publicidad está dirigida a clientes que están cansados ​​de pagar más por máquinas de afeitar comparables», en un statement oficial. Ver release FTC.

En tanto de acuerdo a Reuters, P&G y Billie se mostraron decepcionadas por la decisión del regulador antimonopólico. Destacaron que mantienen su visión acerca del gran potencial que podría surgir de la combinación de ambas empresas. La fusión había sido anunciada en enero de 2020. Ver Reuters.

El 8 de diciembre pasado, la Comisión votó 4-1 para presentar una queja administrativa y autorizar al personal a buscar una orden de restricción temporal y una orden judicial preliminar en un tribunal federal a fin de detener el merger propuesto.

La FTC alegó que la adquisición permitiría a P&G, el líder del mercado de maquinitas de afeitar en húmedo para hombres y mujeres, eliminar la creciente competencia de Billie, que comenzó a operar en noviembre de 2017.

Según la FTC, la empresa de e-commerce se enfocó en las mujeres de la Generación Z y Millennials, y atacó la práctica de fijar precios más altos para las maquinitas de afeitar femeninas por sobre las que apuntan a hombres, práctica conocida como el «impuesto rosa».

P&G adquiere Billie, global

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre