A pesar de la recesión y de la retracción en el consumo minorista, la cadena de perfumerías Pigmento abrió dos nuevas bocas este mes. Las mismas están ubicadas en Caseros, al noroeste del GBA; y en Quilmes, en la vía sudoeste del conurbano.

Las ventas del sector minorista, se sabe, están frizadas desde hace tiempo. Aunque el segmento de perfumería y cosmética sigue generando noticias.

Por  caso, la cadena de perfumerías Pigmento cortó las cintas este mes de dos nuevos puntos de venta en el conurbano bonaerense.

Uno de ellos está ubicado en Caseros, al noroeste del GBA, mientras que el segundo está emplazado en la localidad de Quilmes. Los mismos se suman a otra apertura que realizó la firma a fines de mayo cuando estrenó una boca en Morón, al oeste del GBA.

La empresa que nació basada en la asociación de diferentes minoristas de perfumería del Gran Buenos Aires, opera con más de 60 sucursales y tiene presencia en la actualidad en la capital del país y en el GBA. Ver sitio

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre