Dentro de un paquete de medidas anunciadas este domingo para alivianar el impacto de la devaluación post-paso en el bolsillo, el ministro de Economía Sergio Massa dispuso suspender por 90 días el aumento de la medicina prepaga. Esto valdrá para aquellas familias cuyos ingresos no superen los $2 millones mensuales (u$s 5.450). Se espera un fuerte rechazo de los prestadores del sector

Ayer domingo, el ministro de Economía Sergio Massa le puso un freno momentáneo de 90 días a los aumentos programados y escalonados que el Gobierno había consensuado en el pasado con las empresas de medicina prepaga.

El anuncio, que fue concretado a través de un breve video difundido por redes sociales, forma parte de un paquete de medidas que el ministro y candidato presidencial por Unión por la Patria presentó ayer para aligerar la carga que supone para muchos argentinos la devaluación del peso dispuesta el pasado lunes 14 de agosto, tras las elecciones PASO.

Según explicó el propio Massa, la suspensión por 90 días en el aumento del valor de las cuotas de medicina prepaga se aplicará solo a los planes de salud vigentes correspondientes a las familias cuyos ingresos en total no superen los $2 millones mensuales (u$s 5.450).

Aunque la medida aún no salió publicada en el Boletín Oficial, se espera que el congelamiento alcance a los meses de septiembre, octubre y noviembre. Para el noveno mes del año, se había estipulado un incremento del 7,18%.

Desde el wing de las prepagas no debería pasar mucho tiempo para que empiecen a llegar las quejas por el anuncio. Es que todo el sector de salud, desde los financiadores privados hasta los prestadores de servicios, viene advirtiendo desde hace meses la delicada situación financiera que atraviesa y que ahora se vería acentuada por este congelamiento.

El segundo semestre del año viene con aceleradas subas en el costo de vida en la Argentina. Y en el comienzo de agosto las prepagas pusieron en marcha su octava actualización en lo que va del 2023.

Todo se apoyó en la resolución 2577 publicada en noviembre del 2022, la que estableció que desde febrero de este año las cuotas se ajustarían en base al Índice de Costos de Salud (ICS) publicado el mes inmediato anterior. Es por eso que desde el primer día de este mes comenzó a regir una suba del 8,72% por el ICS publicado el 30 de junio. De esta manera, al mes de agosto las cuotas acumulan un aumento del 66,16%.  Ver resolución 2577/22.

Por otro lado, a comienzos de agosto se publicó el ICS de julio, que determinaba el incremento del mes de septiembre. El mismo, que ahora estaría en suspenso, debía ser del 7,18%, lo que dictaba un anual de 78,09%. En paralelo, según el análisis de Pharmabiz, en base a los informes del INDEC y las consultoras privadas, de enero a septiembre la inflación sería del 85,86%. Ver ICS

Por su parte, el decreto 743 del año 2022 establece un tope de aumento para quienes hayan tenido un ingreso neto menor a seis salarios mínimos. Este importe se ubica en los $ 633 mil. El límite consiste en un 90% del Índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) publicado el mes inmediato anterior, el que se ubicó en 6,20%. Por tanto, aplica un tope del 5,58%. Ver decreto 743/22

Hasta el momento, las compañías del sector retocaron sus valores mes a mes. Un 6,90% en enero; un 8,21% en febrero, un 7,66% en marzo; y un 2,36% en abril. En el mes de mayo se incrementaron un 4,76%; un 5,49% en junio y un 8,49% en julio.

u$s 1 = $367,00 (Cotización BCRA al cierre del viernes 25 de agosto del 2023)

Prepagas: aumentaron 66% a agosto

Artículo anteriorGastroEndo se abre en Mardel
Artículo siguienteManzur: corte de cintas en el CAPS
Foto del avatar
Periodista especializado en finanzas y mercado de capitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre