En medio del boom de los domisanitarios, la británica Reckitt Benckiser sale con una nueva versión de Procenex. Apunta a erradicar la mugre que deja la grasa sobre los pisos. El producto se fabrica en Florencio Varela.

La higiene se convirtió en un tema crítico durante esta crisis del coronavirus. Y es en este contexto que los poroductos de desinfección y limpieza se instalaron en el top of mind de la canasta hogareña.

En línea con esta tendencia, el que se suma durante esta cuarentena es Procenex Antigrasa, de la mano de Reckitt Benckiser, que tuvo súper resultados en este primer trimestre. Esta nueva presentación apunta a erradicar la grasa que queda impregnada en los pisos después de cocinar.

La empresa, en consonancia con su archi-rival Clorox que con Ayudín el año pasado quiso equilibrar las responsabilidades por género a la hora de limpiar, ahora presenta en su spot a un hombre que tiene pesadillas por las consecuencias de las frituras y no logra conciliar el sueño al no poder dejar el piso sin mugre. Ver artículo.

Es el momento en que el presentador propone «cortar con este drama«, en función de que este nuevo producto que se lanza en las variedades Lima y Citrus contiene «potentes aceleradores de limpieza» que lo diferencian de los desinfectantes regulares. Reckitt fabrica su popular Procenex en su planta bonaerense de Florencio Varela, la que está al mando de Daniel Heyman.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre