Karina Rabolini está lejos de Scioli y del negocio de la cosmética. Su ex empresa  The Value Group quedó en manos de un tercerista, al que solamente le cede su «marca».

La ex primera dama provincial Karina Rabolini a estas horas no sólo está lejos del ex gobernador Daniel Scioli.

Su empresa de cosmética The Value Group -a pesar de que nunca se dio a conocer públicamente– quedó en manos de la firma local Estética Francesa, a la que Rabolini y sus socios se la vendieron en el 2011.

Aunque hay sólo un tema que hoy la liga. Rabolini ya no es accionista ni directiva de la Sociedad Anónima. Lo que la une, es el nombre que mediante contrato, le «presta» a la firma, y por lo que percibe un fee mensual.

La marca Rabolini va desapareciendo en el retail local. Ahora, la ex primera dama provincial sólo mantiene un pie en el negocio de las gafas de moda.

El 90% de la compañía ahora pertenece a Rafael Fernández, quien es el dueño de Estética Francesa y cuyas oficinas y planta están ubicadas en La Paternal.

La relación con este tercerista se comenzó a entretejer desde que esta firma comenzó a actuar como elaborador de la empresa creada por Rabolini y un trío de socios –Oscar Mezzadra, Ramiro San Pedro y Diego Padilla- provenientes del sector de la cosmética.

Además de Fernández, también permanece con el otro 10% de la propiedad, Mariano Healy, quien actuaba como gerente financiero desde el nacimiento del grupo.

Desde la salida de Rabolini y sus socios, la empresa cayó de 70 a menos de 10 empleados. También cerró su unidad de venta por catálogo.

¿Cómo se dio este enroque? Al momento en que el anterior gobierno nacional creó el cepo cambiario, a The Value Group se le hizo cuesta arriba obtener financiamiento para seguir haciendo girar la rueda. En el año 2011 la empresa facturaba cerca de $80 millones anuales, unos u$s26 millones, de aquel momento.

Aunque este cambio no fue gratuito. Según pudo saber Pharmabiz por fuentes confiables del mercado, la empresa que contrataba a 70 empleados hoy no llega a reunir a una decena.

Su presencia también fue mermando en el retail y sus lanzamientos van en picada. El primer signo de achique lo había dado rápidamente: cerró su unidad de ventas por catálogo por la que había logrado expandirse.

Mientras tanto, alejada de Scioli, Rabolini sigue firme en BA Frames Factory, una sociedad constituida en junio de 2013, dedicada a producir y comercializar productos ópticos. Su socio es Daniel Marcelo Atalah, quien fuera el número uno del retailer de ópticas Más Visión.

karinarabolini

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre