Schering Plugh adquirió Organon, del grupo Azko Nobel en marzo de 2007. Sin embargo, en la Argentina a casi dos años de la operación, la empresa no tiene luz verde para completar el proceso de integración a nivel local.

Según las fuentes consultadas por este medio, la traba central está originada en su fuerte negocio veterinario. Sucede que ambas compañías tienen un portoflio, que unido, podría no superar las aprobaciones de la oficina de “Defensa de la Competencia”.

Por eso, a estas horas, el trámite estaría varado en la Secretaría de Comercio.

Este freno de alguna manera impactó en la definitiva integración del negocio de farma en la Argentina, el que es claramente complementario. Mientras Organon está concentrado en fertilidad y ginecología, Schering Plough está enfocado en cardiología, vías respiratorias y oncología.

Ante esta situación, los norteamericanos de Schering Plough tuvieron que buscarle la vuelta para encaminar la integración en la Argentina.

Desde la casa matriz designaron al abogado Jorge Araujo como número uno de Organon que tiene su base de operaciones en el viejo edificio de Organon en el barrio porteño de Belgrano. A su vez, los empleados administrativos ya se mudaron a las oficinas de Schering Plough en el partido de Vicente López.

A su vez, la situación de la fuerza de ventas es bastante curiosa. Los APM de Organon por ahora siguen promocionando los productos de gineco, aunque asisten en calidad de “invitados” a las convenciones de Schering Plough a efectos de ir interiorizándose sobre las características de su portafolio.

El portoriqueño Eduardo Cortés, que está en el sillón principal de Schering Plough Argentina está muy pendiente de este proceso, ya que Argentina se ha quedado muy rezagado respecto de sus pares de la región.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre