En una entrevista con el diario Clarín, el titular del Grupo Insud abrió las puertas de su grupo empresario. En la era en que se están revalorizando las vacunas, Hugo Sigman explicó el ABC de la firma Sinergium Biotech, la que nació para dar respuesta a la pandemia de gripe A que protagonizó el 2009.

La exposición mediática del argentino Hugo Sigman se multiplicó exponencialmente en las últimas semanas tras conocerse la participación de Mabxience, una de las empresas que componen su diversificado Grupo Insud, en el proyecto de fabricación de la vacuna de Oxford que la británica AstraZeneca llevará a cabo en México.

Esta vez fue el diario Clarín quien se interesó en reflejar la historia y el pensamiento de este hombre de negocios radicado en España. En una extensa entrevista publicada el fin de semana y que lleva la firma de Pablo Sigal, Sigman deshilvanó la conformación del grupo empresario que lidera. El mismo está integrado por Insud Pharma; Exeltis; y Xiromed; a la vez que es accionista de Sinergium Biotech; Elea-Phoenix; la química Maprimed; Bioceres; Inmunova; y Biogénesis Bagó -esta última enfocada en Salud Animal-. Ver artículo.

Sigman detalló que dicha firma le vende al Estado tres de las 16 o 18 vacunas que compra el Ministerio de Salud. Son las de la gripe, el neumococo y el HPV. La compañía, de la que Insud es dueño de un tercio, factura cerca de u$s 100 millones anuales, lo que según remarcó el empresario representa el 1.5% de toda la facturación del Grupo.

En esta era en que las vacunas se convirtieron en las estrellas, Sigman hizo referencia al rol y el desempeño de Sinergium Biotech, una empresa experta en vacunas y que le fabrica y le provee al Estado vacunas para la gripe, el neumococo y el HPV. La compañía, de la que Insud es dueño de un tercio, factura unos u$s 100 millones por año, lo que representa -según Sigman- el 1.5% de toda la facturación del Grupo. El proyecto del laboratorio biofarmacéutico surgió cuando la pandemia de gripe A en 2009 hizo prioritario contar en Argentina con una planta de producción local de vacunas.

En otro pasaje de la entrevista, Sigman se refirió a los ensayos que su Grupo está realizando para una potencial vacuna china. En ese caso puntualizó que «no tenemos una licencia» e indicó que «el laboratorio Sinopharm habla directamente con el gobierno argentino». Asimismo destacó el entusiasmo que le generan los ensayos sobre el suero equino hiperinmune. “Si funciona, tanto en la venta local como en la exportación puede ser una oportunidad comercial para una empresa tan joven como Inmunova”, remarcó. El Grupo se encuentra en negociación avanzada con dos empresas indias, mientras recibe en simultáneo «pedidos de muchos países«, explicó a Clarín.

Sobre los medicamentos biológicos, consignó que su negocio es distinto en Argentina que en Estados Unidos, Europa y Asia. Con la creación de Mabxience, el objetivo fue favorecer el acceso a los medicamentos “para ayudar a resolver temas de la salud que antes eran imposibles de solucionar”.

Sigman reconoció que el costo de estos tratamientos para gobiernos, prepagas y obras sociales es muy oneroso. “Los biológicos representan el 5% de las unidades que se venden en el mundo y en valores son el 25%. Entonces trabajamos en los biosimilares, que son como los genéricos de la biotecnología”.

El titular del Grupo Insud también expuso su mirada sobre el sindicalismo argentino quien, a su juicio, comprendió lo crítica que es la situación actual y ha comenzado a buscar puntos de acuerdo con la Unión Industrial Argentina. En este sentido, el empresario propone cambios en la formas de remuneración ligándola a la productividad, “algo que beneficiaría a la producción y al que trabaja”.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre