Los procesos de integración entre compañías después de una adquisición resultan siempre traumáticos. De modo que habrá que seguir de cerca la fusión de Takeda y Shire en la Argentina. Falta definir la cadena de mandos así como el hecho de conocer si las empresas seguirán operando en sedes diferenciadas. Takeda está funcionando en Saavedra mientras que Shire en Puerto Madero, en una locación bastante alejada.

Las fusiones entre farmacéuticas ya resultan un clásico. Y es bien conocido el complejo proceso que deriva de sinergizar los equipos que llegan desde compañías con culturas súper opuestas.

En ese contexto la integración administrativa merece otro capítulo aparte. Según el seguimiento realizado por Pharmabiz, esta clase de procesos suele tomar al menos un año y tarda bastante tiempo el definir el nuevo esquema de mandos así como la organización administrativa.

Pero parece que los tiempos están cambiando. Por lo pronto, la japonesa Takeda ya les asignó el nuevo mail corporativo a los ejecutivos de la ahora ex Shire, que al momento opera en Puerto Madero y tiene un staff de alrededor de 100 colaboradores.

De modo que, a contrapelo de la mayoría de las fusiones, esta vez los empleados de Shire que se suben a la flamante empresa combinada ya tienen su nueva identidad desde el mismo día en que el merger se completó de forma definitiva durante este mes.

Así las cosas, muchos de los empleados de la multi irlandesa que durante enero habían optado por su período de licencia ordinaria, están regresando a las oficinas porteñas, a una compañía totalmente diferente.

Takeda-Shire: se completó deal

Takeda tocó campana en la NYSE

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre