La gigante estadounidense de dispositivos médicos Thermo Fisher está apuntando fuerte a crecer de manera inorgánica. En este inicio de 2022 volv a sacar la chequera, esta vez para cerrar la compra de su connacional PeproTech, una compañía líder en proteínas recombinantes, por la que abonará u$s 1.850 millones.

Las altas tasas de crecimiento que exhibe el mercado de terapias génicas y celulares están continuamente en el ojo de las Big Pharma. Esta vez fue la norteamericana de dispositivos médicos Thermo Fisher la qué pasó a la acción.

La multi desembolsará u$s 1.850 millones para adquirir PeproTech, un proveedor privado de reactivos de biociencia conocidos también como proteínas recombinantes, que incluyen citocinas y factores de crecimiento. Ver Press Release

Las proteínas recombinantes se utilizan en el desarrollo y la fabricación de terapias celulares y génicas, así como en aplicaciones más amplias de cultivo celular, especialmente para su uso en modelos de investigación celular.

La cartera de proteínas recombinantes de PeproTech complementa los productos de medios de cultivo celular de Thermo Fisher y le permitirá presentar una oferta integrada, dijo la multi. La compañía adquirida, con sede en Cranbury, Nueva Jersey, se integrará a su segmento de soluciones de ciencias biológicas.

«En combinación con nuestras tecnologías patentadas de bioprocesamiento y cultivo celular, esta transacción complementaria nos posiciona para asociarnos con nuestros clientes para impulsar la evolución del mercado de rápido crecimiento de terapias celulares y génicas”, aseguró Marc Casper, presidente y director ejecutivo de Thermo Fisher Scientific.

Thermo Fisher completó compra PPD

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre