Marcelo Tinelli salió esta semana a poner en tela de juicio el insuficiente respaldo de los «nuevos propietarios» del Grupo Indalo. La situación parece del todo calcada a la del laboratorio HLB Pharma. Ambos tienen indemnizaciones impagas, cambio de titulares en tela de juicio, y sus empleados no encuentran eco.

El Grupo Indalo, propiedad de Cristóbal López, está en un momento crítico. Después de varias demandas por parte del Estado por deudas en impuestos y más, ahora parece que cambiará de manos.

Según lo consigna el periodista Hugo Alconada Mon, el fondo de inversión OP Investments ya le avisó al juez Julián Ercolini acerca de la transacción. Y también se le notificó que se presentarán en la justicia en lo Comercial, donde se tramita el concurso de acreedoresVer artículo.

En este escenario, el conductor televisivo Marcelo Tinelli salió con los tapones de punta. Esta semana advirtió que los nuevos propietarios ya adelantaron que no están en condiciones de afrontar los sueldos impagos y demás deudas.

Toda esta situación parece calcada con la acontecida en el laboratorio nacional HLB Pharma. Aunque claro, los damnificados del laboratorio no tienen el megáfono con el que cuenta Tinelli.

En HLB Pharma nunca se formalizó el cambio de titularidad a manos de Ariel García Furfaro y Jorge Salinas. Se cree incluso, que Hernán López Bernabó sigue formando parte de la firma. Así como el juez había autorizado la venta del edificio de San Isidro a manos del diario La Nación, también se debería haber oficializado este traspaso.

Los paralelismos son varios. En primer lugar, nunca pudo chequearse el efectivo cambio de titularidad de HLB Pharma a manos de Ariel García Furfaro y Jorge Salinas. Es una operación que debía haber estado respaldada por la justicia, al igual que ahora Tinelli lo exige con el desconocido fondo de inversión. En el caso de HLB, se cree incluso, que su «antiguo» propietario Hernán López Bernabó sigue formando parte de la compañía, en función de que nunca fue oficializado el traspaso por la jueza a cargo de la convocatoria.

Otro punto en común que pone en un pie de igualdad a ambas compañías es el de las indemnizaciones impagas. Desde el grupo mediático jamás cumplimentaron con la primera desvinculación significativa, encabezada por el periodista Marcelo Longobardi. Mientras tanto, HLB Pharma dejó inconclusos todos sus acuerdos de desvinculaciones firmados en el SECLO, al igual que encaró múltiples y forzados procesos de despidos.

En definitiva, ambas firmas atraviesan problemas en el ámbito legalimpositivo, y regulatorio. Aunque el panorama para el laboratorio farmacéutico fundado en el 2004, es poco promisorio.

Del lado de Indalo, las celebridades no encuentran eco para destrabar la grave situación de la empresa. Y muchas menos posibilidades le quedan al reducido grupo de empleados que todavía logra ser parte de HLB. A estas horas consiguieron sobrevivir apenas 45 personas, casi todos operarios. Pero claro, las condiciones no son las mejores: carecen de obra social y sus ingresos son en negro.

1 Comentario

  1. Gracias por hacer eco de la problemática que estamos pasando los ex APM de HLB sabiendo que es el laboratorio que Hernán López bernabo, y que están trabajando para terceros como por ejemplo Craveri entre otros, también me comentaron que próximamente facturará a su nombre.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre