La semana pasada entró en vigencia la primera etapa del Sistema Nacional de trazabilidad para algunos productos clasificados como de tecnología media. Se trata de los cardiodesfibriladores; lentes intraoculares; prótesis de mamas internas, etc.

Todo esto responde a la disposición ANMAT 2303 del año 2014. Ver disposición.

La trazabilidad por unidad en este caso se refiere al sistema de seguimiento y rastreo colocado en el envase externo de los productos médicos, que permita reconstruir la cadena de distribución de cada unidad de producto terminado, individualmente.

Los titulares de registro de los productos médicos alcanzados por esta resolución deberán colocar en el envase externo de cada una de las unidades un soporte o dispositivo con capacidad para almacenar un código unívoco, según las recomendaciones del estándar GS1.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre