En la reunión de ministros de Salud del G-20 que se celebra en la capital italiana, la representante argentina Carla Vizzotti resaltó la necesidad de reconvertir la crisis del COVID-19 en una oportunidad para fortalecer la preparación, la gestión y la respuesta coordinada ante futuras emergencias sanitarias. Hizo especial hincapié en los países de bajos y medianos ingresos.

La titular de la cartera de Salud nacional Carla Vizzotti participa de la reunión de ministros de Salud del G20 que comenzó el domingo y concluye este lunes en Roma, Italia. El acceso global a las vacunas y la cooperación en situaciones de crisis son dos de los temas más relevantes de la agenda definida por los funcionarios sanitarios de las economías más grandes del planeta.

Durante la primera sesión, la funcionaria argentina destacó la importancia de que el G20 apoye el proceso de reforma que se está desarrollando en el seno de la OMS «con el objetivo de fortalecer y agilizar la coordinación de la respuesta sanitaria mundial y mejorar la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional”. Ver Comunicado.

La reunión, enfocada en el seguimiento del impacto de la pandemia de COVID-19 en la salud mundial, fue inaugurada por el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza.  El acto de apertura estuvo encabezado además por la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, y los ministros de la Troika -países a cargo de la presidencia del foro el año anterior, éste y el próximo-, conformada actualmente por Indonesia, Italia y Arabia Saudita.

Asimismo, dijeron presente los directores generales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), la Organización Mundial para la Sanidad Mundial (OIE- WAHIS), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante su estadía en Roma, la titular de la cartera sanitaria argentina mantuvo encuentros bilaterales con el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Xavier Becerra; el ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, y la ministra de Salud de España, Carolina Dairas.

En las reuniones, que tuvieron lugar el sábado último previo al inicio del G20, los funcionarios abordaron cuestiones comunes vinculadas a la gestión de la pandemia y los desafíos sanitarios que se enfrentarán en los próximos años.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre