Los tests rápidos de diagnóstico cobraron gran relevancia en el marco de la pandemia del COVID-19. Uno de los laboratorios que comercializa este tipo de pruebas es el estadounidense Abbott, que recientemente dio a conocer que su nuevo test Bioline Influenza Ultra para la detección de influenza A y B ya está disponible en la Argentina.

Luego de que la unidad de Diagnóstica de la estadounidense Abbott creciera un 42,7% en el 2021 a nivel global, de la mano de los tests para COVID-19, la compañía sumó una nueva prueba al mercado local, para influenza.

La multi avisó que su test rápido Bioline Influenza Ultra, autorizado por la ANMAT ya está disponible para ser usado por profesionales de la salud.

Según la compañía, la prueba permite la detección e identificación del virus de la influenza (gripe) A y B, mediante hisopado o muestras nasofaríngeas por aspiración, con resultados entre 5 a 8 minutos. Aunque, la empresa aclara que se recomienda su uso en hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos.

El producto, que fue aprobado por la ANMAT en agosto del 2020, contiene tiras reactivas; tubos de prueba desechables; diluyente de ensayo; goteros desechables; hisopos estériles para la recogida de muestras; e hisopos tanto para control positivo del tipo A y B como para control negativo. El mismo es fabricado por Abbott en Corea, y está bajo el paraguas de Diagnóstica, la unidad de negocios centrada en el desarrollo de tests, tales como los de COVID-19.

El lanzamiento se da en un contexto de aumento temprano de los casos de influenza A, que normalmente circula a fines del otoño y durante el invierno. Esto luego de que la circulación de la gripe haya sido menor durante los meses de distanciamiento social en el marco de la pandemia del COVID-19.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre