Novo Nordisk lanzó Victoza, un hipoglucemiante de última generación a base de liraglutida, indicado para los diabéticos tipo II. Intentará competir en una categoría que factura u$s 88.3 millones anuales en el país.

Novo Nordisk lanzó Victoza, un hipoglucemiante de última generación a base de liraglutida, indicado para los diabéticos tipo II. Ver sitio. 

Para ello, convocó a los periodistas la semana pasada en el Hotel Emperador, de la capital argentina.

Así, intentará competir en una categoría que factura u$s 88.3 millones anuales en el país con esta nueva marca de los daneses, que no cuenta con protección de patente, pero por ahora reina sin copias.

Este producto compite con Byetta, de Eli Lilly a base de exenatida, otro producto exento de similares. Ver sitio. 

Y en la batalla por liquidar a la glucemia, hay varias marcas que aunque con diferentes mecanismos de acción no tienen copias en el mercado local.

Es el caso de Januvia, de MSD que cuenta con protección de patente. Y Janumet, de la misma compañía. También Galvus, de Novartis quien tiene un acuerdo de comarketing con Montpellier para su producto Zomarist. Y otro libre de similares es Glucobay de Bayer.

Se estima que el mercado de diabéticos tipo II –quienes no demandan insulina- en Argentina es de 1.9 millón.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre