El laboratorio nacional Bagó y número dos en el ranking de facturación 2009 en la Argentina, puso en el aire “Consulta”, una pieza publicitaria para su analgésico antiinflamatorio Anaflex Cápsulas Blandas http://www.anaflex.com.ar (Ver abajo).

La verdad es que la compañía http://www.bagoconsumomasivo.com.ar ha conseguido una pieza extraordinaria.

Por un lado, se dio el lujo de repetir todo el tiempo, el slogan central de su producto basado en diclofenac, sin que suene redundante: “Si la inflamación no se va, el dolor vuelve?”.

A través de una pregunta, la agencia creativa Fischer América logró plasmar la exigencia de que los venta libre sean recomendados por un profesional de la salud, en un tono casi irónico, aunque sólo posible de leer para aquellos que conocen muy de cerca, los límites a la publicidad OTC en la Argentina.

Así, en el corto, los consumidores acuden al médico antes de tomar un analgésico: lo despiertan a la madrugada o lo interrumpen frente a un alborotado festejo, apenas graduado en la Universidad.

Y de tanto apego a las normas, una de las protagonistas del film, le consulta a un Doctor, quien se desorienta ante la pregunta, por tratarse de un abogado.

Mientras tanto, en la vida fuera de la pantalla, casi ningún argentino realizaría tamaña empresa por encontrar a un médico antes de consumir un analgésico.

En definitiva. Sin herir ninguna susceptibilidad, la publicidad logra transmitir el valor del producto, cumplir con la normativa vigente a rajatabla y hasta en cierto modo, mofarse de tanta limitación.

Mientras tanto, son varias las entidades que proponen la prohibición de los OTC de la tanda publicitaria en la Argentina. (www.pharmabiz.net/?p=3787).

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre