El grupo Bagó se apoya en su súper marca de cremas y desembarca en el negocio de cuidado capilar. Será la primera vez que un laboratorio farmacéutico de origen argentino pruebe suerte en el campo del consumo masivo donde reinan las multinacionales.

La góndola del Consumo Masivo tiene capitanes históricos y de renombre. Y específicamente en el segmento de cuidado del pelo, las que mandan son un dueto de multinacionales.

Se trata de la angloneerlandesa Unilever, que con sus marcas Sedal; Dove; Suave y TRESemmé se queda con cerca del 40% del mercado, medido en volúmenes. Y junto con sus pares de P&G, que se ponen picantes en los puntos de venta y en las tandas comerciales con sus etiquetas Pantene; Head & Shoulders; y Herbal Essences, concentran cerca del 60% del mercado en volúmenes, el que trepa al 70% si el mercado es medido en facturación.

Ahora, sin embargo y según pudo saber Pharmabiz, el que sale a romper esta dinámica es el grupo Bagó, que apoyado en su valorada marca Bagóvit se amplifica al campo del Consumo Masivo. Realmente se trata de un hecho histórico y de gran relevancia, ya que la experiencia de las compañías farmacéuticas es bien acotada en el terreno de las ventas al gran público. Por lo cual, será un desafío de gran magnitud para Bagó ganar espacio en supermercados y en canales no tradicionales donde, al momento, tiene escasa injerencia.

En las farmacias, sin embargo, donde la marca Bagó pesa -y mucho- se da por descontado que avanzará varios casilleros en las ventas del canal en el que es súper experto. La marca que saldrá al ruedo bajo el paraguas de Bagóvit, tendrá por el propio perfil construido durante décadas, una fuerte impronta que evoca «la cremosidad«, la que es sinónimo de sus fórmulas vitamínicas para la piel.

Según pudo saber este medio, la compañía está paulatinamente desembarcando en el mercado durante este noviembre con cinco líneas, y un total de 13 referencias. Las líneas responderán al tier de precios en el que compiten Pantene y Elvive. Esta gama se comercializa entre los $300 (u$s 2,83) y los $500 (u$s 4,72); e incluye champú y acondicionador en envases de 350 ml.; tratamiento capilar en pote de 300 ml.; y crema para peinar con dosificador, de 200 ml.

Bagó no es la única firma nacional que participa del segmento de cuidado capilar en la Argentina. También resaltan Capilatis, de la familia Cavallo; y Biferdil de la familia Tenembaum. Sin embargo, compiten con marcas que siempre se han mantenido en una categoría «premium» y con una incidencia de ventas limitada. Además, por supuesto, participa la francesa L’Oréal con Elvive y Fructis; los peruanos de Alicorp con su popular etiqueta Plusbelle; los mexicanos de Genomma con Tío Nacho; los italianos de Alfaparf, con Altamoda; el grupo J&J con Ogx; y la salteña Santiago Sáenz con Vo5, una marca que le compró en su momento a Unilever quien se vio obligada a venderla por razones antimonopólicas.

u$s 1 = $105,93 (Cotización BCRA al martes 16/11/2021)

La góndola de los champúes se pone picante. #Bagó #Champúes #ConsumoMasivo #Laboratorio #Bagóvit #Unilever #P&G #Farma #Pharmabiz

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre