El laboratorio nacional Bagó vendió la mayor parte de su negocio de salud femenina a la empresa mexicana PharmaDorf, por un monto cercano a los u$s20 millones.

El laboratorio de capitales argentinos Bagó se desprendió de la mayoría de los productos que formaban parte de su negocio de salud femenina, según pudo saber Pharmabiz. El martillo lo bajaron los mexicanos de PharmaDorf que en la Argentina operan con una representación local.

De modo que, Bagó ya no tiene entre sus activos a: los anticonceptivos AvancelDienopilLivianneLumilacMaximaNorfen; y Venisse. Los medicamentos indicados para la osteoporosis Drolzen y Posclim; y el vitamínico Folinemic.

Bagó mantendrá sin embargo los productos de salud femenina que tiene licenciados desde Merck Sharp & Dohme. Y no descarta en el futuro volver a reformular la línea.

Según pudo saber  este medio, la operación se concretó por un monto cercano a los u$s20 millones. La compañía presidida por Juan Carlos y Sebastián Bagó, mantendrá sin embargo algunos productos dentro del negocio de salud femenina. Son: el anillo vaginal Circlet; el anticonceptivo Suanel; el flebotónico Flebotropin; y el producto indicado para climaterio Remifemin. Se trata de acuerdos de licencias vigentes con los norteamericanos de Merck Sharp & Dohme.

PharmaDorf está dando pasos sigilosos pero concretos en el país. Hace dos años había adquirido varios de los productos non-core de Elea y Phoenix por un monto aproximado a los u$s5 millones. Ver artículo.

En el negocio de salud femenina el que lleva la batuta es Bayer, con sus anticonceptivos Yaz y Yasmín. Resalta también el nacional Craveri, que tiene su propia planta de hormonales, y Gador que levantó su planta de anticonceptivos hormonales en Pilar.

azygpdeal

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre