A más de un año y medio del inicio de la pandemia del COVID-19, las compañías están comenzando a poner en marcha el regreso a las oficinas. Ahora se sumó la alemana BASF, que reabrió las puertas de su central porteña.

La vuelta a las oficinas se convirtió en un tema central en esta parte del año, tanto para las multis como para las empresas de capitales nacionales. Y a pesar de que los empleados se súper acostumbraron a la modalidad remota, las gerencias de recursos humanos le están buscando la vuelta para funcionar bajo nuevos esquemas de trabajo híbridos.

Con tapabocas dentro de las instalaciones y burbujas reducidas en una primera etapa, la alemana BASF implementó el regreso a las oficinas administrativas locales, después de 554 días de home office. Se trata de una operación liderada por el colombiano Andrés Monroy, capitán del mercado para Sudamérica, lo que incluye a la Argentina, Uruguay, Bolivia y Paraguay. Mientras que la gestión de los Recursos Humanos está bajo la batuta de Silvina Bodereau. Ver publicación LinkedIn.

Dentro de la compañía cuyo negocio de Farma está al mando de Fernando Gunnersson el modelo adoptado es el híbrido. En la sede del edificio República, enclavado en la Torre Bouchard Plaza, el formato será similar al que puso en marcha Bagó, que arrancó el pasado martes 21 de septiembre con un propuesta dividida entre las tareas cara a cara y las virtuales. Para ello el laboratorio de capitales argentinos desembolsó u$s 1.5 millón a fin de aggiornar los espacios de trabajoVer artículo Bagó: mañana arranca en modo híbrido.

Bagó: mañana arranca en modo híbrido

 

BASF VOLVIÓ A LAS OFICINAS.
CON EQUIPOS REDUCIDOS SE INICIÓ EL MODELO HÍBRIDO.
LA PLANTILLA ROTARÁ ENTRE EL EDIFICIO REPÚBLICA Y EL HOGAR.

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre