Los biosimilares están en la cresta de la ola y ganan creciente espacio en los presupuestos de Salud a nivel internacional. Sin embargo en la Argentina su avance todavía resulta lento. A fin de repasar el ABC del mercado y su contexto regulatorio, la suiza Sandoz organizó su Bio Summit en Buenos Aires.

Sandoz, el brazo de biosimilares de la suiza Novartis y cuyo spin-off fue recientemente confirmado, organizó su Bio Summit 2022 en el Alvear Art Hotel, en la Ciudad de Buenos Aires. Allí se dieron cita un conjunto de speakers súper especializados que dotaron de diferentes perspectivas al debate.

El que abrió la reunión fue Diego Albuixech, el número uno de la compañía para la Argentina y Chile, quien hizo un paneo sobre los similares en el mundo y sobre el enfoque de Sandoz en este mercado. Detalló que la corporación tiene en la actualidad cuatro bios en la Argentina y ocho biosimilares a nivel global. Aunque la gran zanahoria que aparece por delante son los 15 bios que están en gateras a escala mundial. Y otro de los que se puso al frente fue el director médico de Sandoz Argentina, Federico Lipszyc.

A su turno, Pilar Pinilla Domínguez, del Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención de Inglaterra, NICE, se conectó de manera remota. Desde Europa, resaltó la importancia de los biosimilares en los sistemas de salud y además de desglosar el mecanismo de evaluación relativa a la recomendación de este tipo de productos puso de relieve un concepto clave. Y es el hecho que la EMA emitió una declaración junto con la red de Autoridades Nacionales Competentes en la que se confirma que los biosimilares aprobados en la Unión Europea son intercambiables con su respectivo medicamento de referencia. Se informó a su vez, que la agencia europea tiene en la actualidad 73 biosimilares aprobados. Ver documento EMA.

El segundo speaker de la jornada fue Ignacio Maglio, coordinador del Comité de Bioética del Sanatorio Finochietto, quien le imprimió ritmo y sensatez al asunto. Desde el vamos puso en situación a la realidad argentina en la comparativa con la exposición precedente sobre los bios en Europa y preconfiguró la charla: «me tengo que bajar de una Ferrari y arrancar con un Fitito«, a efectos de describir el contexto argentino. Su charla de todos modos versó sobre la judicialización y las estrategias para la prevención. En ese marco, definió a la judicialización como la expresión del fracaso.

Maglio dijo que en la Argentina, en el ámbito de la salud, se asiste a una especie de desnaturalización del recurso de amparo, el que por supuesto tiene un origen super positivo, a la vez que lo contextualizó en su calidad de abogado. Y a raíz de esto, también realizó un juego de palabras más que descriptivo: «se avanza hacia una medicina basada en la jurisprudencia, en lugar de basada en la evidencia«, indicó.

El especialista recordó asimismo que recientemente la Superintendencia de Servicios de Salud dividió al Registro Nacional de Juicios de Amparos en Salud en dos, uno destinado para las obras sociales y otro para las prepagas. Luego compartió una radiografía sobre el origen los reclamos. Precisó que la cantidad de medidas cautelares asciende a 4.354, y que en el 77% de los casos, los jueces dieron lugar a los reclamos, mientras que en el 23% restante, el rechazo estuvo ligado a cuestiones procesales. Describió además el amplio abanico de temas sobre los que se realizan las demandas: extensión de cobertura una vez finalizada la relación laboral, ampliación de la cobertura al 100% en medicamentos de alto costo, cobertura de medicamentos para indicaciones off label, etc. Ver Registro de Juicios

Por la tarde, en una jornada coordinada íntegramente por la periodista Silvia Fernández Barrio, se destacó asimismo la presencia de Rubén Torres, ex rector de ISalud y presidente de la Federación Latinoamericana de Hospitales. Torres, que tiene una visión 360, por haber sido titular de la Superintendencia de Servicios de Salud entre 2002 y 2006, entre otras responsabilidades, puso ante el auditorio su perspectiva sobre el sistema de salud en la Argentina, al que lo definió como el de mayor acceso y cobertura de la región. Sin embargo, confrontó esta realidad, con el hecho de que se habla de forma recurrente de una reforma. Esto es porque según describió se asiste a una triple crisis: de legitimación, de racionalidad y una crisis ética. Luego de ello profundizó sobre varias aristas y resaltó su definición sobre la actual ley de medicina prepaga a la que decribió como un «cachivache».

Al fin de la jornada se presentó Carlos Vasallo con su conferencia titulada Biosimilares: una respuesta a la tríada calidad – resultados – ahorro. Y por último una mesa con oradores de distinta procedencia le dieron cierre al evento. Ver agenda.

DIEGO ALBUIXECH, GERENTE GENERAL.
FEDERICO LIPSZYC, DIRECTOR MÉDICO.
FERNANDEZ BARRIO Y MAGLIO.
RUBEN TORRES EN EL SUMMIT.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre