El staff local de la nortemericana BMS se suma a la lista de empresas que se están moviendo de locación.

El equipo ya desembarcó en el moderno complejo «Al Río», en Libertador al 300, donde alquilan tres pisos. Está casi justo frente a donde estuviera la ex Sidus.

Con un team de 260 personas dejaron su glorioso e histórico edificio en el barrio de Belgrano sobre la calle Monroe, el que también alquilaban y que ahora será comercializado por los agentes de real estate Castro, Cranwell & Weiss y Real Estate Inverlad.

¿Una de las razones de la mudanza? El amplísimo edificio que contenía a la filial y que incluso tenía estampadas las letras de la corporación en su frente, al estilo de las headquarters centrales poco a poco fue perdiendo diferentes unidades de negocio. Ver abajo.

Ocho años atrás el grupo Roemmers le había comprado la línea Argentia, lo que implicó también la adquisición de su planta en la localidad de Luis Guillón. Ver artículo.

Posteriormente, la unidad de fórmulas infantiles de Mead Johnson comenzó a operar como una compañía separada y en 2011 se alió con la nacional Sancor en un nuevo joint venture que desde noviembre de 2012 opera en Munro, en el Edificio Optima Business Park. Ver artículo.

En febrero de 2013, los norteamericanos anunciaron la venta de sus marcas de venta libre Graneodin y otras, a nivel regional. Ver artículo.

Por último, durante este año, la anglosueca AstraZeneca compró su unidad de diabetes a nivel global, con lo que la filial local de BMS perdió un equipo de 20 personas, el que estaba liderado por Leonardo Gatti.

Son varias las empresas que están tomando rumbo norte. Una de ellas es Valeant, que desembarcó en Libertador al 100, a apenas dos cuadras de la nueva locación de BMS. Ver artículo.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre