Bolivia acaba de crear una empresa pública denominada Laboratorio Industria Farmacéutica Boliviana -LIFAB-. Con un capital inicial de unos u$s 478 millones, contempla la construcción de 7 plantas en Cochabamba para la producción de medicamentos de base química y de base natural y/o tradicional.  La cámara que agrupa a las empresas privadas pidió una “complementariedad productiva” con el nuevo laboratorio estatal.

A través el Decreto Supremo 4050, y con un capital inicial de Bs 3.348,9 millones (u$s 478 millones), el gobierno que preside Luis Arce creó la empresa pública Laboratorio Industria Farmacéutica Boliviana (LIFAB). Según el cronograma oficial, en noviembre se realizará el lanzamiento de la licitación para la construcción de un complejo de plantas en Cochabamba. Ver artículo Agencia Boliviana de Información.

Según expresó el mandatario a través de sus redes sociales, LIFAB permitirá producir medicamentos de base química, natural y/o tradicional, «considerando los conocimientos y saberes ancestrales de nuestros pueblos”. La nueva empresa estatal estará emplazada en el municipio de Santiváñez, del departamento de Cochabamba. Ver X.

Arce adelantó que la industria farmacéutica estatal estará conformada por siete plantas: sólidos no estériles; semi sólidos no estériles; líquidos no estériles; solidos estériles y líquidos estériles. La última estará dedicada a ingredientes farmacéuticos activos y contará con una línea de carbonatos, clorurosácido clorhídrico.

En ellas se elaborarán medicamentos granulados, comprimidos, cápsulas, pomadas, ungüentos, inyectables, jarabes, suspensiones y emulsiones para que «nuestra población tenga el acceso a medicamentos de calidad y a precio justo, en el marco de la política de industrialización y sustitución de importaciones que encara el Gobierno nacional», destacó Arce.

La idea del gobierno boliviano es que, una vez concluida la licitación, desde enero a julio de 2024 se emplacen los laboratorios de investigación de desarrollo e innovación. Asimismo, espera comenzar en agosto de 2025, el proceso de certificación y las pruebas de estabilidad, eficacia y seguridad para producir 40 medicamentos con base química y 20 con base natural.

A poco de conocido el decreto, la Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana  (CIFABOL) le envió una carta al presidente Arce. En ella, solicita que la empresa estatal recientemente creada se oriente a una «complementariedad productiva” con las industrias farmacéuticas que pertenecen al sector privado.

De lo contrario puede significar una sustitución de las industrias y no una sustitución de importaciones«, dice parte de la misiva que lleva la firma de Javier Lupo Velasco, presidente de CIFABOL. Para la cámara, este hipotético escenario podría conllevar efectos nocivos para un «sector que merece el apoyo y fomento del Estado”, agregó. Ver artículo Money.

u$s 1 = B$ 7,00 (cotización al lunes 16/10/2023).

Artículo anteriorElea lanza Caladryl intensiva
Artículo siguienteGador lanzó Benlipid, cardiometabolismo
Foto del avatar
Periodista especializado en finanzas y mercado de capitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre