El cannabis medicinal vuelve a estar en la agenda de la región. Esto es a raíz de que la ANVISA de Brasil le dio forma a una nueva categoría a la que dio en llamar «productos derivados del cannabis». La idea es alinearse con el resto de las regulaciones internacionales.

La junta directiva de la agencia regulatoria de Brasil, la ANVISA, aprobó la creación de una nueva categoría bautizada «productos derivados del cannabis». Ver comunicado.

Los mismos, según dijo, no serán considerados medicamentos sino una nueva categoría de productos para así conseguir un encuadramiento similar al del resto del mundo. De acuerdo al organismo, serán comercializados exclusivamente por farmacias y mediante receta médica de control especial.

En paralelo la ANVISA especificó que continuará vigente el sistema bautizado «autorización para importación excepcional de cannabidiol» para productos derivados de cannabis como el cannabidiol.

La agencia brasileña detalló además los requisitos necesarios para la regularización, dispensación, monitoreo y supervisión de este tipo de productos en el país, los que deberán figurar en el Sistema Nacional de Gestión de Productos Controlados –SNGPC-. Ver comunicado.

ANVISA: regula cannabidiol

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre