México reformó la Ley Federal para el Control de Precursores Químicos, Productos Químicos Esenciales y Máquinas para elaborar cápsulas, tabletas y comprimidos. Con estos cambios se apunta a fortalecer el control de la producción, importación y distribución de estos productos

La COFEPRIS de México le puso la lupa a los precursores químicos. Es que, junto con la Secretaría de Marina y la Unidad de Análisis Estratégicos y Vinculación Interinstitucional de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se trabajó para reformar la ley federal que controla estos productos.

Las modificaciones entraron en vigor este jueves 4 de mayo. La actualización de la normativa busca fortalecer el control de la producción, preparación, adquisición, importación, exportación, transporte, almacenaje y distribución de precursores químicos, productos químicos esenciales y máquinas para elaborar cápsulas, tabletas y comprimidos. Ver comunicado.

Como parte de esta reforma, la COFEPRIS contará con el Sistema Integral de Sustancias (SISUS) para simplificar los trámites administrativos. Las personas físicas o jurídicas que realicen actividades reguladas deberán registrarlas en este sistema en un plazo no mayor a 24 horas. De esta manera, el sistema permite conocer la ubicación, la cantidad y el tipo de precursor químico, producto químico esencial o máquina, de manera permanente y digital.

Asimismo, la ley establece que a la persona que desvíe o haga uso de precursores químicos para la producción de drogas sintéticas, se le impondrá una pena de diez a quince años de prisión. También indica que cuando el desvío o uso de estas sustancias sea realizado por una persona servidora pública, la pena impuesta aumentará dos terceras partes y se le destituirá del empleo, cargo o comisión, además de que se le inhabilitará de cinco a diez años para desempeñar otro.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre