Las hemorroides y el modelo Hernán Drago no parecen a primera vista sujetos compatibles. Sin embargo, el laboratorio nacional Elea eligió a este interlocutor masculino como la cara de su antihemorroidal Contractil.

La comunicación masiva de productos antihemorroidales nunca fue fácil. Sin embargo, en en esta nueva era en la que se rompen muchos tabúes sociales, el laboratorio nacional Elea, fue al grano.

En su última campaña para su producto de venta libre Contractil, la empresa había apelado a un motoquero, que exponía su situación y los problemas que le aparejaba estar tantas horas sentado en una moto. Ver Contractil en Moto.

Y ahora, un año y medio después, el laboratorio fue por más y convocó al modelo y polifacético Hernán Drago, a efectos de mostrar que los hombres apuestos también pueden tener hemorroides. Drago comenta que fue esta dolencia, la que le impidió disfrutar de su pasión, que es la de montar a caballo. Ver lanzamiento Contractil.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre