Hoy viernes 17 de julio el gobierno nacional anunció la extensión de la cuarentena por el coronavirus hasta el próximo domingo 2 de agosto. Será con aperturas escalonadas para la zona AMBA donde está el foco de los contagios.

El presidente Alberto Fernández en conjunto con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof dieron a conocer las características de esta nueva fase del confinamiento obligatorio.

En el cierre de la semana y junto a tres gobernadores provinciales por videoconferencia se informó que habrá una apertura gradual de actividades. Aunque el primer mandatario recalcó que «estamos en el epicentro de la pandemia«. Y advirtió que a nivel nacional los casos de contagio crecieron en zonas donde no era esperable. «Estamos lejos de superar la situación», explicó.

En la ciudad de Buenos Aires habrá seis etapas y desde el próximo lunes reabren los comercios de cercanía, aunque todavía no tienen luz verde la indumentaria y el calzado. En una conferencia posterior por la tarde, Larreta detalló que las peluquerías podrán funcionar desde el miércoles 29 de julio.

Esta nueva fase de aislamiento, que hoy suma 120 días, tendrá diferentes etapas para la Ciudad de Buenos Aires y la provincia, con aperturas progresivas. En este sentido, Larreta describió que en Capital comenzará un plan integral y gradual para recuperar las libertades de manera progresiva. «Estamos trabajando con más de 100 protocolos en la Ciudad».

En la primera etapa que arrancará el lunes 20 de julio y llegará hasta el domingo 2 de agosto se podrán volver a abrir los comercios de barrio y cercanía. Aunque se dijo taxativamente que se habilitarán las diferentes actividades de forma gradual para un plan de seis etapas. También se explicó que se sumarán algunos servicios personales como el brindado en las peluquerías y algunas actividades profesionales. El uso del transporte público seguirá siendo solo para aquellos trabajadores esenciales. «Seremos muy estrictos con este tema», puntualizó. Ver artículo etapa anterior.

Axel Kicillof en tanto, definió a esta nueva fase de la cuarentena como intermitente y reconoció que la economía esta sufriendo, pero aseguró que no se debe al confinamiento, sino a la pandemia. Para la provincia de Buenos Aires se prevé un esquema de apertura en cinco fases, para los 100 municipios. «Hoy 65 municipios se encuentran en fase cinco«.

La situación es diferente para el Gran Buenos Aires, donde la actividad se retomará progresivamente. «Se redujo la velocidad de contagios, estamos en posibilidad de volver a la etapa anterior de manera escalonada, solo en la medida en que no vuelvan a incrementarse los casos, esta etapa va a depender del esfuerzo de cada uno», describió Kicillof. En este sentido dijo que a partir del lunes habrá una apertura para las empresas que ya estaban abiertas antes de la cuarentena estricta, con protocolos  y transporte propio. «El miércoles vamos a volver  a abrir los comercios barriales y recién el lunes que viene se permitirá las actividades profesionales«.

Hoy la provincia cuenta con 4100 camas de terapia intensiva, 1400 camas más que al inicio de la cuarentena. » Pasamos de 2500 a 5000 test por día. Contamos con 13.000 camas de aislamiento en todos los municipios del gran buenos aires», remarcó. Kicillof aseguró que esta semana la provincia recibió 28 containers con equipamiento médico para los trabajadores de la provincia de buenos aires. Y pidió que se incremente la donación de plasma. «Hay más de 300 personas que se trataron con este sistema», sostuvo.

 

Cuarentena hasta julio, panorama

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre