Las nuevas tecnologías indicadas para diabetes se sumaron hoy al Programa Médico Obligatorio. Pharmabiz realiza un extenso análisis en el que desglosa cada uno de los productos incorporados. Desde las obras sociales y prepagas seguramente surgirán reparos en función de los nuevos desembolsos que deberán contemplar.

Al año le quedan pocas horas, aunque desde el Estado siguen surgiendo medidas que hacen al acceso y que tienen su pertinente impacto en la industria y en el entramado de la seguridad social. En este contexto, hoy vio la luz una nueva resolución que amplifica la gama de productos usados en diabetes y que pasan a incluirse en el Programa Médico Obligatorio. Ver Resolución 2820.

Tras el análisis realizado por Pharmabiz, surge que los reyes de esta resolución son los productos denominados iSGLT2, los que a partir de esta medida comienzan a tener paridad prescriptiva con los ya instalados DPP4. De modo que las nuevas estrellas, que tendrán 100% de cobertura, son por caso Jardiance, de la alemana Boehringer Ingelheim, que se comercializa en dos presentaciones por 30 comprimidos a $19.886,57 (u$s 117,55) y a $21.374,43 (u$s 126,34); Forxiga, de la británica AstraZeneca, disponible a $14.226,95 (u$s 84,09) por 28 comprimidos; Dactilus, del nacional Elea, que se lista a $13.624,43 (u$s 80,53) por 28 comprimidos; e Invokana, de la norteamericana Janssen, en dos presentaciones por 30 comprimidos, ambas a $9.934,51 (u$s 58,72). Ver listado.

Mientras tanto, los DDP4 que seguirán estando en lista pero que podrían perder relevancia en función del avance de los productos de última generación son, por caso, Januvia, de la norteamericana MSD; Zomarist, del nacional Montpellier; Xelevia, del local Gador; Glucemix, del nacional Bagó; Galvus, de la suiza Novartis y representado a nivel local por la nacional Celnova; y Trayenta, de Boehringer Ingelheim. En este segmento, otro activo que incide es la metformina, una categoría en la que es líder el nacional Montpellier y también sobresale el nacional Craveri.

Otra de las tecnologías que quedó en primer plano en esta flamante resolución es el sistema de monitoreo de glucosa intermitente, que se comercializa bajo el nombre FreeStyle Libre. El mismo pertenece al portafolio de Diagnóstica de la norteamericana Abbott, y está indicado para personas con diabetes tipo 1 que cumplen con una serie de criterios, entre los que se listan estar bajo tratamiento intensificado con insulina durante un mínimo de seis meses, y realizar un mínimo de seis automediciones de la glucemia por día desde los últimos tres meses.

Las bombas de insulina también pasaron a ser estrellas. Y esto seguramente empezará a ser tema de conversación en las obras sociales, ya que las bombas son muy resistidas en función de sus niveles de precios. En este grupo, y según el relevamiento realizado por Pharmabiz, las marcas que resaltan son MiniMed 670G, de la irlandesa Medtronic, con un precio que ronda los u$s 6.500, a lo que se añade un monto mensual aproximado del 10% en insumos. También figura Accu Check Solo, de la suiza Roche, que se comercializa a un precio cercano a los u$s 4.500, a lo que suma un monto mensual promedio de u$s 450 en insumos. Aunque en este apartado se aclara taxativamente que no corresponde prescribir por nombre comercial.

Las insulinas, por supuesto, también forman parte de la presente medida. Y en este capítulo hay varias disquisiciones. En el caso de las insulinas lispro, cuya marca comercial es Humalog y se encuentra bajo la representación de los nacionales de Raffo tras la salida de la norteamericana Eli Lilly, se aclara que tendrán cobertura solo si el precio por unidad de insulina lispro de la concentración U200 no supera el precio por unidad de insulina lispro de concentración U100. Lo mismo aplica para el caso de las glarginas, renglón en el que compiten las marcas Lantus, de la francesa Sanofi; Basaglar, un bioequivalente de Eli Lilly y bajo el paraguas de Raffo; Densulent, del nacional Denver Farma que toma como referencia a Lantus; Toujeo, también de Sanofi; y Optisulin, del nacional Montpellier. Sobre las mismas se especifica que serán cubiertas para casos de diabetes tipo 1, siempre y cuando el precio por unidad de la concentración U300 no supere el precio por unidad de la concentración U100.

La medida fue oficializada mediante la publicación de la Resolución 2820 en el Boletín Oficial y bajo la firma de la ministra de Salud, Carla Vizzotti. A través de la misma, se actualizaron las Normas de Provisión de Medicamentos e Insumos para el Tratamiento de la Diabetes, las que habían sido definidas a partir de la ley 26.914 de 2013, y en la que se estableció que debían ser revisadas mínimamente cada dos años, a fin de incluir en la cobertura los pertinentes avances tecnológicos. Por esta razón, en el día de hoy, se dejaron sin efectos las resoluciones 423 y 764 del año 2018 y surgidas durante la presidencia de Mauricio Macri. Ver ley 26.914 // Ver resolución 423 // Ver resolución 764.

Además, con esta norma se aprobó el nuevo modelo de certificado para la acreditación de personas con diabetes. Según el texto, esta certificación se realizará al momento del diagnóstico y permanecerá vigente mientras el paciente revista el carácter de enfermo crónico. También se avaló la provisión de programas de educación diabetológica, tanto para los pacientes como para sus cuidadores.

u$s 1 = $169,17 (Cotización BCRA al mié 16/11/2022)

Diabetes: se suman tecnologías, acceso

El PMO suma un  nuevo grupo de antidiabéticos. Enterate. #Diabetes #PMO #Medicamentos #Laboratorios #Farma #Pharmabiz

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre