Durante este verano de 2021 podría comenzar a regir una nueva etapa de distanciamiento social con veda nocturna incluida. El Ejecutivo estableció que las autoridades provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires deberán priorizar la limitación de la circulación en el horario nocturno en el caso de que se registren dos parámetros sanitarios.

El 2020 tuvo el sello de la cuarentena y del aislamiento social en respuesta a la pandemia del coronavirus. Y la estrategia distintiva para este arranque del 2021 podría ser la de la veda nocturna.

Luego de varios intercambios de opiniones entre miembros del gabinete y los gobernadores, finalmente el Gobierno publicó hoy un decreto que recomienda limitar la circulación de nocturna en aquellas jurisdicciones que registren saltos en los casos de coronavirus. De esta manera se descartó, como había trascendido, la idea de imponer un toque de queda sanitario en todo el país entre las 23.00 y las 6.00 horas.

El decreto 4/2021 establece que los gobernadores de provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires deberán adoptar medidas de limitación de la circulación cuando se cumplan dos parámetros sanitarios. Ver Boletín Oficial.

El primero se dará cuando la razón de casos -definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos- sea superior a 1,20. El segundo de ellos, cuando la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes sea superior a 150.

El artículo 2° del decreto señala que, cuando ello ocurra, los estados provinciales y la ciudad de Buenos Aires deberán priorizar la limitación de la circulación en el horario nocturno. “A partir de la experiencia nacional e internacional, se ha podido establecer que las actividades que conllevan alto riesgo de transmisión son las que implican contacto estrecho prolongado en espacios cerrados con escasa ventilación o abiertos que involucran la concentración de personas, dificultan el uso de tapabocas/nariz y el mantenimiento de la distancia física”, puntualiza la norma.

En el caso de que algunas de las jurisdicciones establezcan medidas que limiten la circulación de las personas, podrán requerir al Ministerio de Seguridad o a otras autoridades su cooperación para realizar controles en rutas, vías de acceso, espacios públicos y demás lugares estratégicos, agrega el decreto.

La medida le da a los funcionarios provinciales margen de aplicación en cada uno de sus distritos, en función de la situación sanitaria. Por caso, Chaco, La Pampa y Santiago del Estero tomaron la delantera y se convirtieron en las primeras provincias en imponer el «toque de queda» a inicios de esta semana.

La iniciativa fue presentada por el Gobierno Nacional a los gobernadores y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una videoconferencia el pasado miércoles. En el encuentro, también se abordó la posibilidad de limitar a 10 la cantidad de personas en reuniones sociales y de volver a restringir el uso del transporte público en todo el territorio.

Esta determinación tiene lugar luego del último anuncio del Presidente, de cara a las fiestas de fin de año. En aquel momento se había extendido la etapa de distanciamiento hasta el 31 de enero del 2021. Ver artículo.

Prorrogan distanciamiento para las fiestas

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre