Dove era sinónimo de jabón. Sin embargo ahora ya se instaló definitivamente como trans-categoría. En los últimos 15 años la marca llegó al segmento de los antitranspirantes, el cuidado del bebé, y hasta el masculino.

Dove sigue siendo una de las gallinas de los huevos de oro para Unilever. La marca arrancó como pan de jabón y esa fue la plataforma para seguir extendiéndose en diferentes categorías.

Con el claim de la cremosidad como bandera, la etiqueta ya marcó la cancha en el segmento de los antitranspirantes, el cuidado capilar, el del bebé, y hasta el masculino. Ver Infobae 2003.  Ver artículo.

En este primer trimestre de 2019 Dove ya entró en un nuevo terreno. Está incursionando en el mercado del cuidado facial a través de una línea de limpiadores que llegan en tres presentaciones y que apuntan a la humectación de la piel.

La línea ya está llegando a las góndolas para competir con Nivea, de la alemama Beiersdorf; Neutrogena, de J&J; Cicatricure, de los mexicanos de GenommaGarnier, de la francesa L’Oréal; y otras marcas blancas.


Dove se mete en categoría Bebé

Dove ya llega hasta la cabeza (Diario Infobae)

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre