La farmacéutica británica GSK está presionado el botón para darle forma a su división en dos negocios. La compañía dejará su emblemática sede central en el oeste de Londres, con sus dos empresas sucesoras instalándose en nuevos headquarters.

GlaxoSmithKline presentó hoy lunes, cuando es feriado en la Argentina, sus planes para su nueva casa matriz, la que albergará su futuro negocio independiente de Consumo. La multi informó que el negocio de consumo se trasladará a una nueva sede cuya construcción estaría lista para fines de 2024 mediante un desembolso de £120 millones ($ 16,1 mil millones).

La nueva sede, incluidas las instalaciones de investigación, se construirá en Weybridge, al suroeste de Londres, cerca de donde GSK ya tiene un sitio de investigación y desarrollo de salud bucal. Segúdn se consignó tendrá una capacidad para 1.400 empleados. Aunque todo se llevará a cabo en etapas. Después de que la división de la empresa se materialice a mediados de 2022, la división de consumo se trasladará a instalaciones temporales en la misma zona mientras se construye la nueva sede.

En Argentina también está en marcha el proceso de mudanza y reorganización. La empresa se instalaría el año que viene en el barrio porteño de Ñúñez. Los equipos de farma de GSK desembarcarán en el cuarto piso del Centro Empresarial Libertador, un mega edificio corporativo ubicado en la Av. Libertador al 7200. En tanto Consumo se mantendrá en el edificio histórico de San Fernando.

En tanto, el negocio madre de productos farmacéuticos y vacunas New GSK – también se mudará a otro lugar ya que la headquarters actual, la GSK House, en Brentford, en el oeste de Londres, le quedará demasiado grande. La corporación todavía no determinó a dónde se reubicará pero señaló que se quedaría en la misma zona de Londres y que se mudará a fines de 2023 o quizás más tarde. Ver Press Release.

El anuncio es un paso significativo y simbólico en los planes para dividir el imperio de GSK en dos compañías que cotizan por separado el año que viene. El actual GSK House fue construido para la última gran reestructuración de GSK, cuando la empresa surgió de la fusión de SmithKline Beecham y GlaxoWellcome hace dos décadas.

El negocio de consumo, que GSK maneja en conjunto con Pfizer, tiene marcas como la pasta de dientes Sensodyne, los analgésicos Advil y Panadol. Inversores activistas como Elliott, conocido en Argentina como uno de los fondos buitres que demandó al país, están poniendo presión para que la empresa acelere la reestructuración y hasta incluso considere directamente vender la división de consumo. Ver «GSK en pica con fondo Elliott» Ver artículo de Reuters.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre