La junta directiva de la británica GSK salió a respaldar a su directora ejecutiva Emma Walmsey en respuesta a la carta emitida el jueves por Elliott Advisors. El fondo activista presentó una serie de recomendaciones para crear valor para los accionistas, entre ellas figura la de renovar su cúpula empezando por su CEO. Hace unos días, la multi presentó un plan de transformación que no contentó a los inversores.

La novela que protagonizan la británica GSK y el fondo de cobertura Elliott Advisors, que lidera Paul Singer, sumó un nuevo capítulo. Esta vez fue a través de un contrapunto materializado en sendas cartas que se conocieron en las últimas horas y que podría ser el preanuncio de una escalada de tensión.

En respuesta a una de las principales recomendaciones que el hedge fund dio a conocer el jueves, la británica le otorgó un voto de confianza a su cuestionada CEO Emma Walmsey, al dejar en claro que, por el momento, no piensa en removerlaVer Press Release.

«La Junta cree firmemente que Emma Walmsley es la líder adecuada de New GSK y apoya plenamente las acciones que ella y el equipo de administración están tomando, las cuales están sujetas a evaluaciones rigurosas de desempeño«, destacó la nota que la multi envió a sus accionistas.

Bajo el liderazgo de Walmsley, ​​el board de GSK espera que «este equipo brinde un cambio radical en el desempeño y la creación de valor para los accionistas a largo plazo a través de la separación y en los años posteriores», agregó la nota.

El fondo, conocido en la Argentina como el fondo buitre que se negó a aceptar la propuesta local para reestructurar la deuda e inició una demanda contra el país en los Estados Unidos, luego del default en el 2001, remitió el jueves una carta al Board de GSK con cinco recomendaciones. Ver carta Elliott.

En ella, dijo que «GSK no ha logrado capturar oportunidades comerciales» debido a años de débil gestión. Propuso que la multi agregue experiencia farmacéutica y científica a su directorio y luego decida quién debe dirigir los dos negocios, considerando candidatos internos y externos.

Hace unos días, la multi presentó un plan estratégico, que incluye la transformación de su negocio de Consumer Healthcare en una compañía independiente a mediados del 2022 a materializarse a través de un IPO. La «nueva GSK» centrará su estrategia en los negocios de Vacunas y de Specialties. Ver artículo.

Los anuncios no generaron optimismo entre la comunidad inversora internacional. Elliott, que admitió ser un accionista “importante” de GSK respalda el split aunque recomendó que el laboratorio debería acelerar el proceso y considerar otras opciones como la venta de este negocio a un tercero en lugar de la anunciada salida a bolsa.

En respuesta, GSK dijo que inició un proceso para nombrar un presidente y formar una junta directiva para la nueva unidad de healthcare y que espera que éste sea nombrado en el segundo semestre de 2022.

Fondo buitre Elliott avanza en GSK

GSK: su plan hacia el 2031, oficial

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre