El laboratorio británico GSK «parte» el tratamiento y dice que su producto Corega cuesta $2 por día en la Argentina.

En una época de recesión y con bolsillos flacos, la británica GSK está apelando al viejo truco de «partir el precio». Fue así que tomó un atajo y salió a comunicar que su adhesivo para prótesis dentales Corega cuesta menos de $2 por día.

La compañía lanzó una comunicación publicitaria para su marca Ultra Corega compuesta por dos piezas. La primera apunta a instalarse cerca de la CORA, la Confederación Odontológica de la República Argentina, como lo hacen la mayoría de las empresas enfocadas en cuidado oral.

La presentación de 70 gramos cotiza a $130. Pero con esta estrategia la multi, cuyo negocio en la Argentina está al mando de Diego González Monin, apunta a mostrar que el producto es accesible.

En la segunda, apela a mostrar que con $2 al día se puede mantener una dentadura «intacta». Y este posicionamiento claro, también remite al viejo formato minorista del «todo por dos pesos» que fue furor en la década del noventa. El producto, en su presentación de 70 gramos, cuesta $130 (u$s 8,12).

A GSK no se le escapa otro punto que no resulta menor. Su «comunicación» aparece en la revista dominical del diario La Nación. Es justamente este tipo de público el más permeable a comprender los beneficios de este producto, y el natural usuario de prótesis dentales.

La firma le está poniendo muchas fichas a esta marca. En el año 2015 la multi anunció una inversión de u$s 11 millones en su Planta de San Fernando para lograr una capacidad de producción local de 30 millones de tubos por año y abastecer también a países de Latinoamérica. Ver artículo. 

u$s 1 = $16.

Ver anuncio publicitario:

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre