El Hospital Británico continúa expandiéndose. La institución inauguró un Centro de Hepatología en el barrio porteño de Barracas, enfocado en la atención de todo tipo de hepatopatías.

La oferta hospitalaria sigue amplificándose a la largo de la traza de la avenida Caseros, en el barrio porteño de Barracas. Ahora a  solo dos cuadras del Hospital Udaondo, especializado en gastroenterología, el Hospital Británico abrió las puertas de una nueva sede con la que podría entrar en sinergia.

Ayer viernes 4 de febrero, las autoridades de la institución, que tiene como director general al ex Diaverum, Juan Irigoin cortaron de cintas de un centro médico experto en hepatología. El mismo está ubicado en Caseros 1857, a metros de su sede principal. Según se informó, el nuevo espacio estará habilitado para consultas con especialistas, y para la realización de análisis de laboratorio y de prácticas diagnósticas, como ecografías doppler y FibroScan.

Además de esta, el Hospital Británico cuenta con sedes ubicadas en el microcentro porteño, en Vicente López y en Lomas de Zamora, ambas en el conurbano bonaerense. A las mismas se sumó en abril pasado otra plataforma en Lanús, en el Gran Buenos Aires Sur. Ver artículo «Hospital Británico corta cintas en Lanús».

Hospital Británico corta cintas en Lanús

EL HOSPITAL BRITÁNICO SUMÓ CENTRO DE HEPATOLOGÍA.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre