Merck & Co espera que la compra de Acceleron a la que le destinaría u$s 11.500 millones concluya rápidamente en el cuarto trimestre. Sin embargo, la revuelta de un inversionista activista amenaza con descarrilar su plan.

La compra de Acceleron por parte de Merck Sharp & Dohme no parece un asunto cerrado. Además de la posibilidad de una investigación por el regulador antimonopolio de los Estados Unidos, el Federal Trade Commission (FTC), ahora se suma el obstáculo de un inversionista de Acceleron que rechaza el deal por considerarlo demasiado barato. Ver «MSD adquiere Acceleron, global».

Antes de ayer y pocas horas después del anuncio de la adquisición, Avoro Capital, una firma de inversión que posee cerca del 7% de las acciones de Acceleron, criticó el precio ofrecido por la multi de Nueva Jersey. Dice que una suma de u$s 180 por acción “subvalora drásticamente” a la biofarmacéutica. Ver Press Release.

Avoro argumenta que, en lugar de salir a la venta ahora, Acceleron, que tiene sede en Cambridge, Massachusetts, debería esperar más datos de sotatercept. El producto central del acuerdo es un candidato para hipertensión arterial pulmonar (HAP), y se encuentra en estudios clínicos de fase III. Obtuvo la designación de terapia breakthrough de la FDA y PRIME de la EMA. Avoro estima que si el producto llega al mercado con éxito, podría alcanzar ventas de u$s 2 mil millones. Argumenta que el premium de 38% sobre el precio de las acciones de Acceleron ofrecido por MSD pondría la transacción al final de un ranking de 19 deals comparables que se completaron desde principios de 2020.

Avoro, que antes se conocía como venBio, ya tiene antecedentes relativos a intervenir en las negociaciones de la empresas en su cartera. En 2017, la compañía terminó con el intento de Seattle Genetics (ahora SEAGEN) para comprar Immunomedics. La empresa finalmente se vendió a Gilead el año pasado por un precio 10 veces más alto de lo que había ofrecido SEAGEN. Ver “Deals 2020: con impulso de farma”.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre