Después del anuncio del presidente Alberto Fernández para la nación, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, especificó como serán las restricciones en ese distrito. Habrá municipios en distintas fases, con diferentes limitaciones horarias durante la noche. Además, no descartó sumar nuevos cierres.

Ante la llegada de la segunda ola de COVID-19 a la Argentina, ayer se definieron medidas a nivel nacional hasta el 30 de abril con el objetivo de frenar la circulación. Esta mañana fue el turno de Axel Kicillof, quien anunció cómo se delinearán las restricciones en la provincia de Buenos Aires. Ver artículo.

El gobernador señaló que habrá una diferenciación de las limitaciones según la situación epidemiológica de cada municipio. Por su parte, aclaró que se establecerá un sistema de «severas multas» en caso de incumplimientos, que necesitarán la adhesión de los gobiernos municipales.

Así, las jurisdicciones en fase 5 limitarán la circulación de 2 a 6 AM; aquellas en fase 4 lo harán desde las 00 hasta las 6 y las que entren en fase 3 tendrán que bajar las persianas desde las 23 a las 6 para los gastronómicos, con una prohibición para circular de 00 a 6 de la mañana. En tanto, los comercios en general se verán obligados a dejar de operar a las 20 horas. Más allá de las franjas horarias, Kicillof aclaró que en el resto de las restricciones se respetará lo planteado por el Estado nacional.

En este sentido, agregó que se instrumentarán medidas de sostén económico para complementar a las nacionales, como el Programa de Recuperación Productiva (REPRO), entre otras. Además, adelantó que «en las próximas semanas, de haber vacunas» se espera cumplir el primer hito en la campaña de vacunación, que es contar con el personal de salud completamente inmunizado, la mitad de los trabajadores de la educación, todos los mayores de 70 inscriptos para recibir las dosis y las personas de entre 60 y 70 con enfermedades preexistentes.

Consultado por una potencial vuelta a la fase 1, Kicillof no descartó que se tomen medidas más severas. «Hay que extremar los cuidados y vale la pena mucho más que antes porque sabemos que está en marcha la campaña de vacunación. Hay una prioridad de cuidar la actividad económica pero si se pone en riesgo el sistema sanitario hay que poner por arriba de todo a la salud«, concluyó.

Presidencia: medidas hasta el 30 de abril

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre