Hoy, martes 31 de agosto, se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Cannabis y Desarrollo Productivo. Mientras la industria crece en la región y en la Argentina, en el evento se sopesaron experiencias internacionales, provinciales y novedades sobre el status legislativo.

El negocio del cannabis medicinal y del cáñamo industrial está cobrando relevancia en todo el mundo, y de a poco la tendencia empieza a llegar al país. En Uruguay, por caso, ya son varias las compañías que operan en ese segmento. Ver artículo Green Med con laboratorio de cannabis.

De hecho, durante el día de hoy se llevó a cabo el Primer Congreso Internacional de Cannabis y Desarrollo Productivo, en el que representantes de la industria debatieron sobre la coyuntura a nivel global y local.

El ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas fue quien dio inicio a la jornada y habló sobre la visión productiva del cannabis para uso medicinal. «Hoy ya no estamos preguntándonos qué es el cannabis sino que avanzamos un paso más. La idea del congreso es pensar en el futuro de esta industria», aseguró la autoridad nacional. Como una actividad que crece a paso firme, Kulfas consideró que la Argentina tiene mucho para aportar. Por eso, hizo referencia al proyecto de ley que ya obtuvo en julio de este año media sanción en el Senado y está a la espera de ser aprobado en la Cámara de Diputados. «Aspiramos a que con la ley se ponga en marcha una producción que pueda escalar«, agregó.

Según el ministro, el sector agropecuario local y la experiencia en I+D para el aprovechamiento del cultivo permiten que el país desarrolle esta economía que genera y se relaciona con una gran cantidad de productos y subproductos, vinculados con los insumos y las tecnologías necesarias para su elaboración. «En este congreso vamos a discutir sobre la implementación, cómo potenciar las economías regionales y trabajar en la calidad«, sumó Kulfas quien comentó que las diferencias de precios en el mundo están, justamente, basadas en la calidad, el conocimiento aplicado, la genética y el valor agregado.

«Es un desafío imaginativo, tenemos que pensar una industria desde cero, con presencia de cooperativas, PYMES y con investigación aplicada. Además hay que determinar cómo generar una marca país, tal como sucedió con el vino malbec«, apuntó el ministro de Desarrollo Productivo quien expresó que se trata de una industria que podría generar 10 mil puestos de trabajo.

Luego los especialistas Matías Litvak, de Israel; Diego Olivera, de Uruguay; Rodrigo Arcilia, de Colombia y Chanda Macias, de los Estados Unidos, ofrecieron sus experiencias internacionales. Por su parte, también se analizó la situación del cannabis y el desarrollo productivo, con voceros del CONICET y de ArgenCann. Ver cronograma.

Por la tarde fue el turno de los casos provinciales, con expositores como Ariel Lucero, de Cannabis Medicinal Origen San Juan (CanMe); Benjamin Enrici, de Agrogenética Riojana SAPEM; y Natalia del Cogliano, de Desarrollo Productivo. Desde las 14 el evento se centró en el conocimiento y el cannabis, y las voceras fueron Silvia Kochen, de la Red de Cannabis y sus usos medicinales (RACME); y María Apólito, de la subsecretaría de Economía del Conocimiento, entre otros. A su vez, se informó sobre los avances legislativos, de la mano de los diputados y senadores Mara Brawer; Carolina Galliard; Anabel Fernández Sagasti; y Alfredo Luenzo. Ver video.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre