El gobierno oficializó la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el domingo 28 de junio. En la Ciudad de Buenos Aires se flexibilizarán algunas actividades, mientras que en el Gran Buenos Aires se seguirá como hasta el momento. El 20 se cumplirán tres meses en cuarentena.

El presidente de la nación, Alberto Fernández, en conjunto con el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, extendió la cuarentena hasta el domingo 28 de junio.

El primer mandatario explicó que «hoy tenemos en cuarentena zonas con circulación comunitaria, como el AMBA, Chaco, Río Negro, el Gran Córdoba y la ciudad de Trelew». Y aclaró que el 90% de los casos están en el AMBA. Aunque aseguró que en 18 provincias no hay circulación comunitaria del virus. Por eso, informó que se va a sostener el aislamiento social preventivo y obligatorio en todos los lugares donde haya circulación comunitaria del virus. Mientras que «el resto del país entrará en una etapa llamada distanciamiento social preventivo y obligatorio».

El distanciamiento social implicará que sea posible trabajar, circular y realizar actividades siempre que se guarden dos metros de distancia entre personas. Además, en los lugares cerrados no podrán reunirse más de 10 individuos y nunca superar la ocupación del 50%.

En paralelo, el presidente quiso dar señales a la economía y dijo “Estamos dando un nuevo paso para que el país agilice su economía e ir poco a poco retornando a la actividad habitual». Aunque puntualizó que el ingreso de extranjeros, el tránsito interjurisdiccional, el turismo y los espectáculos seguirán prohibidos, mientras que quienes regresen al país o presenten síntomas deberán hacer cuarentena.

A su turno, Rodríguez Larreta afirmó que se avanzará con una cuarentena “quirúrgica», o protocolizada. Y sobre la cara positiva de esta situación reconoció que «nos ha permitido fortalecer el sistema de salud«. Además resaltó que durante el aislamiento se incorporaron camas, respiradores, médicos, enfermeros, asistentes, adelantamos la adquisición de insumos de protección, mientras que ingresará “una tanda grande de testeos rápidos y tenemos 30 hoteles más un centro de aislamiento para contagiados leves”.

En la Ciudad de Buenos Aires se mantendrá la restricción en grandes centros comerciales pero se permitirá la apertura de comercios de indumentaria a escala barrial con un protocolo estricto que puede incluir incluso que se atienda de la puerta para afuera, según lo anunció Larreta.

En cuanto al transporte público aseguró que “sirvió el reempadronamiento de los permisos” y dijo que se intensificarán los controles. En tanto, el gobernador Axel Kicillof explicó que las industrias bonaerenses funcionan con “protocolo y con transporte propio” mientras que se mantiene el comercio “estrictamente barrial.

Puntualizó además que se va a dejar el cómo administrar la cuestión del comercio barrial a los intendentes. Tendrán reglas particulares por horario, número de documento, considerando para el caso de indumentaria, si lo piden, la venta afuera del local, de la puerta para afuera y sin probarse la ropa. Estos protocolos se terminarán de definir a pedido de cada uno de los intendentes”, aclaró.

El gobernador anticipó que se pasará a “una etapa donde habrá un sistema de fases que va a simplificar muchísimo” ya que “tenemos 135 municipios con realidades epidemiológicas y económicas distintas. Habrá paquetes de actividades para cada una de esas fases. En fase 5 estará autorizado todo, pero necesitamos 21 días sin contagios. Así están 61 de los 135 municipios”, dijo.

La cuarentena hasta el 7 de junio

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre