Las cadenas de farmacias avanzan impulsadas por la venta de productos de consumo masivo.

Las farmacias logran combinar dos atributos clave: son formatos de cercanía y de pequeña superficie.

En definitiva, las dos características más elegidas por los consumidores a la hora de seleccionar el lugar donde realizar sus compras en tiempos de crisis.

Las cadenas de farmacias ganan terreno frente a las farmacias independientes, según un  informe realizado por la consultora Nielsen. Este avance, según los analistas, se da en gran medida por el desarrollo de la plataforma de productos de consumo masivo. Ver informe 

Así, mientras en 2009 las cadenas representaban el 17% del mercado medido en facturación, hoy configuran el 20,6% del total de las ventas del canal farmacias, en las categorías de consumo masivo.

Los productos de higiene regular así como los enfocados en el embellecimiento y el bienestar apalancan el crecimiento de las farmacias.

El análisis destaca que la apertura de puntos de venta de cadenas en el GBA es uno de los factores que ayudó al fortalecimiento del formato. Según la consultora, entre 2009 y 2015 las cadenas abrieron 114 locales en la Argentina, mientras que en el mismo período cerraron 378 farmacias independientes en el país.

El informe también subraya la transformación que está atravesando el canal. La incorporación de categorías de consumo masivo es clave ya que atrae a los consumidores que buscan ofertas de surtido amplias, lo que permite rentabilizar el negocio gracias a los márgenes de utilidad más amplios.

Dentro de los productos de consumo masivo, los de cosmética y tocador son el core del negocio, concentrando el 82% de las ventas.

nielsen2

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre