(Bilingual Version)

Jesús Loreto, el ex número uno de Pfizer Argentina, Uruguay y Paraguay ya tomó su nuevo cargo en Nueva York.

Es que ya se puso el sombrero como director de la división genéricos de Pfizer para los mercados emergentes.

Mientras tanto, puertas adentro y puertas afuera de Pfizer Argentina corre el creciente rumor de que el brasileño Adilson Montaneira estaría asumiendo el máximo sillón de Pfizer en el país.

A Montaneira, la Argentina no le es desconocida. Supo ser el gerente comercial de Pfizer durante la gestión del peruano Enrique Rivas.

Fue director de Ventas regionales desde 2002 hasta 2006, año en el que sumó las funciones de marketing hasta que en 2007 regresó a la filial de Pfizer Brasil.

En contacto con Pharmabiz, el propio Montaneira dijo que no fue nombrado al momento por Pfizer para tal función y que la compañía no había decidido sobre este asunto al cierre de este artículo.

Llama la atención sin embargo, que la farmacéutica número uno del mundo que como toda corporación planifica sus decisiones con gran proyección haya dejado acéfalo su brazo de Argentina que también implica la responsabilidad sobre el mercado de Uruguay y Paraguay.

Es así que reina la incertidumbre y por las dudas, la mayoría de los ejecutivos locales se está ocupando de actualizar sus currículums a modo de pasar la prueba ante el nuevo general manager.

Ante este escenario, el que tuvo que ponerse la responsabilidad sobre el hombro fue el directorio de Pfizer, quien quedó al frente de la responsabilidad local. Se trata de la mesa chica de Pfizer que está constituida por nueve cabezas.

Entre ellos el más experimentado sea quizás Edgardo Vázquez, quien es el director de la unidad de cuidados primarios y está hace 15 años en la compañía. Antes de retener su actual posición ocupó también la dirección de finanzas.

Su par en la mesa es la recientemente desembarcada Verónica Legrand, quien está a cargo de la unidad de especialidades e intentando ponerse a tono con la dinámica y los intríngulis locales.

Otro que tiene peso propio es Daniel Intili el director comercial que el año que viene cumplirá 20 años en la compañía. Toda una rareza en épocas de altísima rotación de ejecutivos de toda categoría.

De la mesa de decisiones también participa Nicola Riva, cabeza de la unidad de nuevos negocios y que forma parte de Pfizer desde hace 6 años después de haber sido el director comercial de Farmacias Ahumada en Perú.

También figura Flavio Arce, quien ocupa el rol de director Médico y está en la compañía desde hace una década. Se le suma Luciana Carbone, la directora del área de sistemas y quien llegada desde el Citibank está hace cuatro años en la corporación.

También participa Alejandro Chevalier, cabeza de la pata de legales, quien está apenas hace dos años en la firma; Mariana Laurence, quien es la directora de Recursos Humanos y también cuenta la directora de finanzas María Constanza Losada.

La de Pfizer no es la única gerencia general con cambios durante este año. También hubo renovación en la francesa Servier. Allí llegó el francés Emmanuel Praderé durante este mes. Ver artículo.

Asimismo, en abril pasado el norteamericano Scott Cook arribó para ocupar el sillón principal de BMS reemplazando a Elvin Penn quien fue a sacar las papas del fuego en la filial mexicana de BMS. Ver artículo.

Baxter también recibió a su nuevo número uno. Desde España, Llegó Juan Carlos Santé en marzo pasado para reemplazar a Marcelo Rozas. Ver artículo.

El italiano Menarini también tuvo que buscar reemplazo después del pase de su gerente general Raúl Di Loreto hacia la cámara de droguerías ADEM. De forma interina asumió el italiano Alberto Cipolla, aunque siguen buscando reemplazo. Ver artículo.

También el norteamericano Abbott sumó un nuevo número uno al abrir su negocio en dos: James Tait asumió como líder de la Established Products Division. Ver artículo.

Asimismo, Máximo Pförtner se puso el sombrero de número uno de B&L para su división de Visión Care después de que B&L adquiriera el negocio de retail  a Pförtner a nivel local. Ver artículo.

__________________________________________________________________________________________

Leaderless Pfizer: empty chair at Argentine office with empty chair

Jesús Loreto, former general manager of Pfizer Argentina, Uruguay and Paraguay has taken a new position in New York.

He is directing Pfizer’s generics division for emerging markets.

Meanwhile, it is said inside and outside of Pfizer Argentina that Brazilian Adilson Montaneira may take the now empty chair in Argentina.

Argentina is not unfamiliar for Montaneira. He was commercial manager of Pfizer under the administration of Peruvian Enrique Rivas.

Montaneira was the regional sales director from 2002 till 2006, year in which he took Marketing functions until he returned to the Brazilian subsidiary in 2007.

When in contact with Pharmabiz, Montaneira himself said he had not been named for such a place by Pfizer and that the company had not made a decision about this matter by the closing of this article.

However, it is surprising that the top pharmaceutical corporation, which like every other corporation plans its decisions in advance, has left its branch in Argentina with no one at the helm. The branch is also responsible for markets in Uruguay and Paraguay.

It is so that there is a wave of uncertainty and just in case, most local executives are updating their résumés so as to pass the test with the new general manager.

With this scenario, it was the directives of Pfizer who had to take on the responsibility, for which they had to face up to local management. It is comprised of the small directive board of Pfizer, made up of nine leaders.

Between them, the most experienced one is perhaps Edgardo Vázquez, who is director of the primary care unit and has been in the company 15 years. Before having his current position, he was also director of finances.

His pair in the board is the newcomer Verónica Legrand, who is in charge of the specialties unit and trying to match the local dynamics and difficulties.

Daniel Intili, commercial director that will complete 20 years in the company next year, is another important person on the board. A rarity in times of high executive rotation for all categories.

In the decisions area, Nicola Riva, head of the new business unit and 6 year member of Pfizer after being commercial director in Farmacias Ahumada in Perú, is also participating.

Flavio Arce is part of it as well, he occupies the position of Medical director and has been in the company for a decade. Luciana Carbone has also been added, director of the Systems area and part of the company for four years since she arrived from Citibank.

Alejandro Chevalier, head of the legalizations area and part of the firm for only two years, also participates. So do Mariana Laurence, director of Human Resources and finance director María Constanza Losada.

Pfizer’s general management has not been the only one that underwent changes this year. Likewise, there was renovation in the French company Servier. During this month, French Emmanuel Praderé took leadership of the firm.

In addition, American Scott Cook arrived to occupy the head chair of BMS this past April, replacing Elvin Penn, who moved to save the firm from a terrible situation in the Mexican subsidiary of BMS.

Baxter has also received its new leader. From Spain, Juan Carlos Santé came last March to replace Marcelo Rozas.

Similarly, Italian Menarini had to look for a leader replacement after its general manager, Raúl di Loreto, moved to the chamber of drug distributors ADEM. Temporarily, Italian Alberto Cipolla took the position, but the firm is still looking for a replacement.

Moreover, the North American company Abbott added a new manager when dividing their business in two: James Tait assumed as leader of the Established Products Division.

Likewise, Máximo Pförtner took on the position of leader in B&L for their vision care division after B&L purchased the retail business from Pförtner on a local level.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre