Pfizer y Allergan se las están viendo negras. El acuerdo de compra que anunciaron en noviembre del año pasado pende de un hilo. 

Las nuevas reglas para «fusiones inversas» en Estados Unidos, están amenazando, la continuidad del deal entre Pfizer y Allergan. Ver artículo.

Ayer, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos modificó las normas vigentes para frenar las transacciones que tienen como objetivo último el cambio de domicilio fiscal para evitar el pago de impuestos, como es el caso de la negociación entre la norteamericana y la irlandesa.

Esto es porque el gobierno de Barack Obama está intentando ponerle un palo en la rueda a las llamadas «Fusiones Inversas«.

Las nuevas reglas del Tesoro limitarían la capacidad de las empresas de participar en transacciones inversas si ya lo han hecho durante los últimos 36 meses. Esto afectaría a Allergan, que selló más de un deal el año pasado, entre ellos la operación con la irlandesa Actavis. Ver artículo

Después del anuncio, las acciones de Allergan cayeron un 22%, según informó la agencia Reuters. Además, las compañías informaron que «analizarán» en detalle las nuevas normativas antes de hablar sobre un posible impacto en el acuerdo pendiente. Ver artículo

Hace apenas una semana, Pfizer y Allergan informaron que la Federal Trade Commission les había pedido información adicional acerca del deal y que ambas firmas esperaban concretar la operación en el segundo semestre de 2016. Ver artículo

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre